UNSJ: 4 condenados por títulos truchos

Una empleada de Ingeniería y 3 ex alumnos recibieron una sanción de 3 años de prisión, pero no irán presos.
La empleada del Departamento Alumnos de Ingeniería, Francisca Garcés, y los ex alumnos Antonio Harrison, Armando Albors y Claudia Naveda, fueron condenados ayer a 3 años de prisión en suspenso, es decir que no irán a la cárcel, acusados de haber participado en la modificación de las notas de los exámenes en la carrera de Ingeniería de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ). Y le ordenaron a la casa de estudios que anule los títulos de ingenieros en orientación en construcción que habían obtenido Harrison y Albors. El resto de los imputados, María Cristina López, Gladys Pérez, Mirtha Arnáez, Laura Coto, Reynaldo Velázquez, Héctor Sillero y María Cecilia Lucero fueron absueltos.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal, presidido por Juan Carlos Turcumán e integrado por Carlos Parra y Hugo Echegaray, encontró responsable a Garcés de haber cambiado los registros informáticos, que diferían de las actas exámenes y que saltaron por una auditoría ordenada en la gestión del ex rector Tulio Del Bono.

Los beneficiados con la maniobra fueron Harrison y Albors, que llegaron a obtener los títulos de ingeniero, mientras que Naveda sólo obtuvo un certificado analítico, porque el trámite quedó frenado cuando comenzó la investigación, en 1998, aunque con ese documento reclamó el pago del adicional por título en su trabajo.

Según quedó establecido en el juicio y por declaraciones de varios testigos, la maniobra habría consistido en que los ex alumnos, contando con la participación de la empleada, habrían logrado que se modificaron los registros informáticos del Departamento Alumnos de Ingeniería y pudieron obtener el título de ingenieros en dos casos, mientras que Naveda no logró el objetivo. Esta última fue funcionaria del Gobierno de Wbaldino Acosta, encargada de los planes Jefes de Hogar, y después cumplió las mismas funciones durante la gestión de Enrique Conti en la Capital.

Tras la lectura de la resolución, el presidente del tribunal, Turcumán, pidió disculpas por la demora -11 años- en la resolución de la causa. Y el abogado defensor de los ex alumnos, Juan Bautista Bueno, adelantó que tiene previsto ir en casación ante la Cámara Nacional de Casación Penal.

Comentá la nota