Unos 80 vecinos de Banda Norte piden la eximición del aumento por falta de mejoras.

Presentaron un petitorio en la Defensoría del Pueblo. Aseguran que el Inmobiliario llegó con aumentos de hasta el cien por ciento. Comprende a contribuyentes de un radio que abarca las calles Uruguay, Misiones, Segurola y pasaje Chaco.
Unos ochenta vecinos de un postergado sector de Banda Norte rechazaron la fuerte suba de la tasa inmobiliaria municipal y pidieron la eximición del ajuste hasta tanto se realicen obras de infraestructura en ese sector.

Un grupo de vecinos de calles Uruguay, Misiones, Segurola y pasaje Chaco presentaron un petitorio en la Defensoría del Pueblo solicitando la eliminación del polémico revalúo, argumentado que el sector se convierte en un río cuando llueve.

“Las máquinas de la Municipalidad están arreglando las calles del barrio, pero solamente mueven un poco la tierra, pero no nos dan una solución definitiva a nuestro problema”, se quejó Alejandro Knapp.

“Estamos cansados de que tiren arena o tierra y se vayan pensando que el problema está solucionado", se quejó uno de los comerciantes del lugar.

José, otro habitante del sector, afirmó que cuando llueve los remises no vienen porque no pueden entrar”.

Aclaron que no se oponen al pago del impuesto y que están solicitando abonar el monto que venían tributando hasta diciembre del año pasado. “No podemos pagar lo mismo que otros contribuyentes que se vieron beneficiados con el asfalto y otras obras”, dijeron.

Desde la Defensoría del Pueblo se indicó que la posición de los frentistas será girada a la Subsecretaría de Recursos para su análisis.

Desde que comenzaron a llegar los cedulones, a mediados de la semana pasada, los vecinos de distintos puntos de la ciudad han expresado su rechazo al fuerte incremento del Inmobiliario, que en algunos casos supera el 300 por ciento.

La Defensoría del Pueblo ya inicó más de 400 expedientes, mientras que en el Concejo Deliberante se han registrado cuarenta reclamos, a los que hay que sumar las presentaciones realizadas en el área Recursos de la Municipalidad.

Los comerciantes también exteriorizaron su rechazo al aumento, exhibiendo carteles en rechazo al “impuestazo de Jure”.

A pesar de las quejas de los contribuyentes, desde la Municipalidad se mostraron conformes con el nivel de recaudación del Inmobiliario, como así también en patentes, que en algunos casos registra subas que llegan al 100 por ciento.

La Defensoría del Pueblo recibió más de 400 reclamos de contribuyentes

La Defensoría del Pueblo recibió más de 400 presentaciones de contribuyentes que consideran inequitativo y excesivo el revalúo del impuesto Inmobiliario urbano.

El defensor del Pueblo adjunto, Sebastián Tonelli, lamentó que el fuerte incremento inmobiliario no haya sido estudiado a fondo y consensuado con los diferentes sectores de la sociedad.

Diariamente se receptan unos ciencuenta reclamos en la Defensoría de vecinos, especialmente de barrios alejados del centro.

“Hay preocupación en aquellos sectores de ingresos fijos por lo que se viene, a la suba de la tasa inmobiliario hay que sumarle los cedulones que comenzarán a llegar del EMOS, un fuerte aumento para el gas en invierno y también en la luz”, expresó Tonelli.

En la Defenosoría del Pueblo esperan para la semana que viene la llegada de los contribuyentes del servicio de agua y cloacas, teniendo en cuenta que en los próximos días comenzarán a llegar los cedulones del EMOS con aumentos significativos para algunos barrios.

Los reclamos que ingresaron a la Defensoría serán remitidos el próximo lunes a la Subsecretaría de Recursos.

Tonelli estimó que se conformará una comisión de evaluación para analizar cada caso en particular.

“Es necesario atemperar el aumento en algunos sectores de la ciudad, hay que corregir esas inequidades como había dicho el intendente días pasados”, estimó el segundo de Juan Manuel Llamosas.

“Entendemos que el Inmobiliario hace más de diez años que no aumenta y que la Municipalidad tiene que pagar más para prestar los servicios, pero no pueden subir el 300 por ciento, cuando los sueldos no aumentaron el 150 por ciento durante este período y en un momento de mucha incertidumbre. Tengo que pagar 650 pesos y ganó 1.400 pesos, cómo hago”, se quejó Cristina del barrio Militar de Banda Norte, mientras espera ser atendida en la Defensoría del Pueblo.

En menor medida, se recepcionaron presentaciones en el Concejo Deliberante y en el Área Recursos de la Municipalidad.

Comentá la nota