Unos 700 rosarinos marcharon por en "defensa de la vida".

Rosario tuvo una nueva edición de la Marcha del Niño por Nacer. El encuentro propició la reflexión sobre el tema, reconoció la actitud de los concejales que se oponen a despenalizar el aborto, recolectó pañales y selló su cierre con una suelta de globos.
Ayer, a media mañana, la Organización No Gubernamental (ONG) PorVenir encolumnó a quienes respondieron a su llamado para defender la vida desde el mismo momento de la concepción. El grupo partió de la plaza 25 de Mayo y marchó por la peatonal hasta la plaza Pringles, donde se desarrollaron varias actividades.

Entre otras acciones, hubo distinciones a los concejales Osvaldo Miatello y Jorge Boasso por su postura contraria a la despenalización del aborto en el Concejo. "Ellos no apoyaron esa declaración", explicó la portavoz de PorVenir, Milagros Didier.

También hubo menciones para las concejalas Luisa Donni y Miriam Abt por mantener una posición similar con respecto al tema y para el presidente del Colegio de Abogados de Rosario, Arturo Araujo, "por su acción a favor de la vida".

Encuentro.Para la representante de PorVenir, el debate sobre el aborto amerita el encuentro entre las posiciones enfrentadas. "Hay que generar un diálogo entre quienes piensan en forma diferente. Acá no hay una cuestión de opción entre la mujer y el bebé, sino que hay que pensar en salvarlos a los dos", fundamentó.

Según Didier, en el ríspido debate que genera el aborto, es fundamental la participación para "generar soluciones de fondo". A modo de ejemplo, citó la acción de la organización Media Pila País, que agudizó el ingenio para insertar en la sociedad a las madres que por falta de recursos viven en situación de indigencia.

Los niños menores de 12 años tuvieron oportunidad de demostrar sus habilidades de dibujantes y participaron con unas 200 ilustraciones sobre el motivo que convocó a la marcha: el Día del Niño por Nacer. El ganador obtuvo una orden de compra para una juguetería.

Según los organizadores, que convocaron bajo la consigna "Rosario de pie por la vida", la marcha congregó a unas 700 personas que llevaron pañales y leche en polvo para llevar a quienes más lo necesiten en la Maternidad Martin. Una forma de poner en acto la postura "en defensa de la vida", explicaron

Comentá la nota