Unos prometen fidelidad; otros, institucionalidad

A un mes del recambio en el Senado y en Diputados, tanto oficialistas como opositores creen que mejorará la situación de la provincia. Los alperovichistas dicen que la Nación premiará el apoyo del bloque local. Aquellos enfrentados al PEN afirman que, con nuevas leyes, acabarán con la discrecionalidad.
Los diputados y senadores electos por Tucumán ya palpitan su asunción en el Congreso de la Nación. De hecho, la mayoría ya participó de reuniones preparatorias con los demás legisladores de los bloques que integran y, algunos, ya se aseguraron un despacho. Si bien asumirán en sus funciones después del 10 de diciembre, el tiempo, para ellos, apremia: la toma del juramento de rigor está prevista, en principio, para el martes 25 o el miércoles 26.

No sólo los nuevos se encontrarán con un escenario novedoso. Hasta los propios legisladores reelectos apreciarán que algo cambió de un día para el otro. Según los resultados de las elecciones del 28 de junio, el kirchnerismo perderá la mayoría en ambas cámaras cuando se concrete la renovación parcial de mitad de mandato. Y, eso, en política, abre un sinnúmero de interrogantes. En especial, para quienes quedaron del lado de los perdedores. Por ser el gobernador, José Alperovich, un aliado del Gobierno nacional, ¿puede sentir la Provincia los remezones del reacomodamiento político en la esfera nacional?, les preguntó LA GACETA a cinco legisladores nacionales por Tucumán. La respuesta, claro está, varía según la procedencia del entrevistado. Los oficialistas creen que el incondicional apoyo alperovichista hacia la Nación redundará en más beneficios para Tucumán. Los opositores, en tanto, creen que el período de "obsecuencia" hacia el kirchnerismo debe terminar y que, como ellos pugnarán por un marco de mayor institucionalidad en el reparto de fondos federales, la Provincia será indirectamente beneficiada.

"Tucumán va a seguir teniendo una fuerte presencia en el bloque oficialista de diputados, garantizando los fondos necesarios para que Tucumán mantenga los niveles de inversión que, desde el Estado, se vienen sosteniendo desde 2003", consideró el oficialista Gerónimo Vargas Aignasse. Luego, reflexionó. "Si bien el oficialismo ha perdido una banca, descuento que en los temas relacionados a la Provincia vamos a trabajar en conjunto con la oposición. Además, en el Senado hemos recuperado las bancas de la mayoría, una de las cuales corresponde a Beatriz de Alperovich, presidenta del PJ provincial y vicepresidenta del PJ nacional, lo cual da un peso específico adicional", opinó el diputado.

El senador electo por el Acuerdo Cívico y Social, José Cano, está convencido de que la mayoría opositora permitirá recuperar fondos que Tucumán resignó por el acompañamiento ciego del alperovichismo al kirchnerismo. "Se acabará la discrecionalidad. Creo que la provincia se puede ver favorecida, porque lo que los alperovichistas no quisieron defender por obsecuencia a los Kirchner, nosotros lo recuperaremos con institucionalidad", auguró. Como ejemplo de su predicción, dijo que presentará un proyecto de ley para que el 57% de los ingresos federales se distribuya entre las provincias, hasta tanto se discuta una nueva Ley de Coparticipación: "Tucumán recibirá más fondos y se desnudará el doble discurso de los oficialistas, que dicen buscar más recursos para la provincia y luego votan los superpoderes y la delegación de facultades".

"Nuestro apoyo será valorado"

Sergio Mansilla - Senador electo (Frente para la Victoria)

El actual presidente Subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla, asumirá el 10 diciembre en el Senado de la Nación. Según el ex funcionario provincial, el alineamiento político de los representantes tucumanos oficialistas será determinante para que la gestión de José Alperovich transcurra sin problemas. "Nuestro apoyo al Gobierno nacional tendrá mucho más valor que el que ya mostramos hasta aquí. Si bien a la Provincia ya no le hace falta dar señales de fidelidad, en los últimos dos años de gestión se respetará mucho desde la Nación nuestro acompañamiento", consideró el vicegobernador en ejercicio por la licencia conceida a Juan Manzur, ministro de Salud de la Nación. "Ese apoyo que daremos, sin dudas, redundará en más beneficios para la Provincia, porque como los números (en alusión a las votaciones) estarán más cerrados, será trascendental nuestra fidelidad al kirchnerismo", aseveró.

"Obsecuencia y pocos beneficios"

Juan Casañas - Diputado nacional electo (Acuerdo Cívico y Social)

El productor agropecuario Juan Casañas cree que la "obsecuencia" del gobernador, José Alperovich, y de los diputados oficialistas fue un mal negocio para la provincia. "Todos los diputados somos elegidos por el pueblo y, por ende, debemos trabajar y representar a la sociedad. Debemos votar con independencia. Pero a veces pasa que trabajan para el gobernador que, a su vez, recibe órdenes del Gobierno nacional. Si bien esa obsecuencia trajo algunos beneficios, lo real es que Tucumán no recibió lo que debería según la Constitución", planteó el diputado electo. Según Casañas, esa relación de fuerzas cambiará cuando asuman los nuevos legisladores. "Es positivo para los tucumanos que la oposición tenga un número mayor de representantes. No hay que olvidarse de que el 70% de los argentinos le dijo 'no' al kirchnerismo en las urnas, hastiados de esta forma de gobernar de Kirchner y de Alperovich", dijo.

"Según la cara del cliente"

Norah Castaldo - Diputada nacional (UCR)

Norah Castaldo, que asumió en Diputados en reemplazo del fallecido escritor José Ignacio García Hamilton, cree que con mayor institucionalidad se suplirá la discrecionalidad existente en el reparto de fondos. Sin embargo, advirtió: "Alperovich seguirá con su adhesión total al matrimonio. Y tengamos en cuenta que el Presupuesto ya fue votado y, por ende, la asignación de recursos para el año entrante. De todas formas, esos números son pura ficción, porque con una simple firma el jefe de Gabinete puede reasignar partidas. Creo que, al recuperar la institucionalidad, dejaremos de lado eso de 'atender según la cara del cliente'". Con respecto a lo que pasará luego del recambio, Castaldo cree que, sin tocar la Ley de Coparticipación, hay iniciativas interesantes para distribuir más fondos entre las provincias, como gravar la renta financiera o quitar exenciones a los juegos de azar, por ejemplo.

Comentá la nota