Unos 500 productores entrerrianos se adhirieron a la emergencia agropecuaria

Unos 500 productores entrerrianos han hecho hasta las presentaciones para adherirse a la emergencia decretada por el Gobierno para la producción agrícola de soja y sorgo y a la situación de desastre para el maíz, respectivamente.
El titular de la Dirección de Agricultura, Fernando Arbitelli, estimó en que en los dos días que quedan de plazo para realizar la inscripción se redondeará una cifra cercana al millar, es decir casi la mitad de las explotaciones que tiene Entre Ríos.

La mayoría de los productores son del centro oeste y el sur de la provincia y presentaciones de adhesión fueron concretadas a raíz de la emergencia o desastre agropecuario, decretado por el Gobierno para el sorgo y la soja y el maíz, respectivamente, el 19 de enero pasado, determinación que fue avalada por las autoridades nacionales poco después.

“Esperamos que entre hoy y el viernes -fecha tope para la inscripción- entren muchos más. Creemos que de las 2.000 o 2.500 explotaciones agropecuarias en la provincia vamos a dar alrededor de mil certificados, considerando el sector agrícola. Hay muchos productores que van a optar entre la emergencia ganadera o agrícola”, precisó Arbitelli, mientras adelantó que la próxima semana estará la información oficial sobre cuántas hectáreas estarán bajo la declaración de emergencia o desastre.

Con respecto a la procedencia de los productores detalló que en su mayoría proceden de Paraná, Victoria, Diamante, Nogoyá, Gualeguay y Gualeguaychú y en menor medida de La Paz, Villaguay, Tala y Federal.

Arbitelli adelantó que existe premura en la entrega de certificados ya que sirven para prorrogar los pagos de impuestos nacionales y provinciales que vencen a partir de marzo. Agregó que una vez concluidos estos dos pasos “procederemos a las visitas a los lotes para inspeccionar y corroborar oficialmente que la situación denunciada se corresponda con la realidad”.

El mayor volumen de las presentaciones corresponde a las plantaciones de soja. Con respecto al maíz “más o menos como lo habíamos estimado, los productores han hecho una campaña que va entre 20 y 80 hectáreas por productor. Hay muy pocos que han sembrado más de eso. En cambio, en soja, tenemos productores que han tenido mermas en la producción de 50 a 3000 hectáreas”, comentó.

“La soja es el cultivo que más se presenta como emergencia. Según el último informe del INTA, si bien las lluvias han sido muy importantes en febrero, el daño que ha tenido durante diciembre y enero también lo fue. El relevamiento habla de una producción muy pobre: hablamos de un 30 ó 33% que se podrá cosechar”, completó Arbitelli.

Comentá la nota