Unos pondrán el cuerpo, otros el apellido

Por Paulino Rodrigues

Néstor Kirchner nunca juega a medias. Siempre es a todo o nada. Esa dosis de osadía, que le ayudó a recomponer poder político de manera rápida y generar más del 70% de adhesión antaño, aún la conserva. El problema es que su agenda, ya no es la de la mayoría ciudadana.

Su agenda en buena medida quedó atrás, anclada en el pasado y sus fórmulas no son apetecibles para la clase media, aún determinante en cualquier proceso electoral. Así, sus problemas se acrecientan y su poder de iniciativa se diluye. En procura de frenar la sangría, los quiere a todos poniendo el cuerpo. "En junio se plebiscita la gestión", dicen en el oficialismo al unísono. Es cierto, siempre sucede en las elecciones de mitad de mandato. Igualmente, eso no implica "pierdo y me voy", como dejó traslucir el desbocado, pero informado, Emilio Pérsico. Y esa es la sensación que Kirchner parece querer instalar. Pretende socializar la derrota y aglutinar para sí la victoria. Ahora bien, ¿cuántos jugarán en la madre de las batallas que significa la elección en la provincia de Buenos Aires?. No está claro, pero algunas certezas ya existen.

Dispuestos a ponerle el cuerpo a la elección están el intendente oficialista (ex UCR y ARI) Jorge Barrachia de Trenque Lauquen, que ya le confirmó al ministro Florencio Randazzo que encabezará la lista en su distrito. También Julio Pereyra, en Florencio Varela; Alejandro Granados, en Ezeiza y el "Barba" Ricardo Gutierrez, en Quilmes, a quién nada mal le viene revalidar títulos en la interna del distrito. También Darío Díaz Pérez podría acompañar, de lo contrario se habla de su hermano Néstor de militancia en el municipio.

Incluso el intendente de Avellaneda, Baldomero Alvarez de Olivera, uno de los primeros que supo que la idea era en serio, tampoco le incomoda encabezar la lista de concejales si de "sustentar el modelo se trata", como suele repetir.

Jesús Cariglino (cuyo hermano Roque será primer candidato a senador por la primera sección electoral), Mario Ishi, Jorge Rossi y Joaquín De La Torre se oponen. También Curto que postulará a su mujer Marta Burgos que debe renovar la banca que obtuvo en el 2005. Una curiosidad es que por entonces lo logró (pese a la derrota) de la mano del Duhaldismo. Su esposo aún militaba en ese sector del peronismo.

Fernando Grey en Esteban Etcheverría, dijo que discutirá la idea con las distintas entidades intermedias y partidos que componen su armado electoral que le permitieron ganarle al histórico vecinalista filo-peronista de Alberto Groppi.

Juan José Mussi, intendente de Berazategui, ya imagina a su hijo Patricio, actual secretario de gobierno como sucesor en 2011 y lo hará encabezar la lista para renovar la banca que ganó en el 2005 pero que no ejerce.

En la sexta sección electoral, ante la negativa del intendente de Bahía Blanca, Cristian Breitenstein, probablemente Ricardo Moccero, intendente vecinalista aliado a Kirchner de Coronel Suárez, encabece la lista de Diputados Provinciales. "Mi candidatura no será testimonial, en ese caso asumiré", dice el intendente que se jacta de tener la menor desocupación en la provincia fruto de la obra pública en marcha y especialmente de la reapertura de Gatic a manos de Indular. Asimismo, la lista de candidatos a concejales la encabezará su hermano Gustavo, ex militante del PI de Oscar Alende (fue diputado provincial entre 1987 y 1991) y ex candidato a senador provincial por el Frente para la Victoria en la última elección en quinto lugar que lo dejó en las puertas de asumir.

El intendente de Carmen de Patagones, Ricardo Curetti, será parte del armado ya que su mujer debe renovar como legisladora provincial. Igualmente él no encabezará la lista de concejales. Alfredo Fisher, intendente de Laprida y Juan Carlos Pellita, intendente de Gral. Lamadrid, debaten la cuestión por estas horas, previas al encuentro de los dirigentes de la sexta sección electoral en Tres Arroyos de mañana.

En la quinta y séptima sección electoral, los intendentes oficialistas también están en el camino de Moccero. "Hacia arriba lo que quieran, pero como concejales no", resumió uno de los habituales del interior provincial en la residencia de Olivos.

En la octava, La Plata, la situación es más compleja. Allí Pablo Bruera, el mandamás de la ciudad jugará a su hermano Gabriel. Lo propondrá como candidato a Diputado provincial -otros dicen a concejal- en una lista que aspiran a integrar también Valeria Amendolara (debería renovar) y Guillermo Justo Chávez, titular del Instituto de Capacitación Política (Incap) y cuñado de Felipe Solá pero referente del Ministro del Interior, Florencio Randazzo. Un lugar también tendría por pedido de Scioli el actual legislador Raúl Pérez -que este año fuera procesado por supuesto enriquecimiento ilícito- y el dirigente de UPCN, Carlos Quintana, otrora brueista y ahora cercano a Carlos Castagneto que entraría en el acuerdo.

En los distritos donde el gobierno es oficialismo quiere a los intendentes o sus apellidos en las boletas. En los que es oposición quiere a los presidentes del partido justicialista. Así, por ejemplo, en Vicente López quiere que el primer candidato a concejal sea Pablo Cosentino, mano derecha de Alberto Pérez en la Jefatura de Gabinete de la provincia. En San Isidro quiere al nieto de Antonio Cafiero, Santiago, como candidato. Algo que podría provocarle una ruptura con Enrique "Japonés" García, que ya deslizo por lo bajo que rompería con Kirchner si le entrega una colectora al peronismo en el distrito. Incluso en San Martín, donde el actual intendente Ricardo Ivoskus (aún aliado a la Casa Rosada) jugará a Daniel, su hijo y candidato natural a sucederlo en el 2011 por su perfil propio, el kirchnerismo habría comprometido una colectora al peronismo local. La obligación es que la titular del partido en el distrito, Graciela Caamaño, sea candidata a concejal. Algo que no está claro por su condición de Diputada Nacional. Igualmente, en este caso Ivoskus empuja la decisión ya que sería enfrentar a Luis Barrionuevo explícitamente, lo cual le suma. "Sería lo nuevo frente a lo viejo", dicen cerca del intendente comunal.

Igualmente, todo empezará a oficializarse el jueves, cuando en la reunión del Consejo del partido justicialista bonaerense -probablemente con Kirchner presente-, los intendentes muestren sus cartas y con ellas de que lado están, en término de cómo se viven en Olivos estas horas de definiciones.

Comentá la nota