Unos playoffs bien distintos.

NBA: Sin Ginóbili, el protagonismo entre los argentinos recaerá en Scola; también estarán Oberto y Herrmann.
Por donde se los mire, los playoffs de la NBA que comenzarán mañana tendrán un sabor distinto. Para los argentinos, quedará la sensación agridulce de no poder disfrutar de Emanuel Ginóbili. Pero el encargado de asumir el protagonismo, Luis Scola, en Houston, es un hombre que tiene tanta ascendencia en los Rockets como Manu en los Spurs, por lo que la atracción para nuestro país seguirá garantizada. Además, estarán Fabricio Oberto, en San Antonio, y Walter Herrmann, en Detroit. Esto, más el surgimiento de nuevos contendientes por el título, configuraron unos playoffs bien diferentes.

Anteanoche, los Rockets dejaron pasar una gran oportunidad al caer ante Dallas 95-84. La derrota los hundió hasta la 5» ubicación (si ganaban eran 2os) y deberán disputar la primera rueda con Portland en desventaja de localía.

En su segundo año, Scola demostró un crecimiento notable y fue uno de los baluartes del equipo. Sus números subieron de 24,7 minutos, 10,3 puntos y 6,4 rebotes en su temporada como rookie a 30,3 minutos, 12,7 puntos y 8,8 rebotes en ésta.

Su rival, Portland, es el equipo revelación. Ha ido de menor a mayor y cerró la temporada en gran forma. Sin embargo, es un conjunto joven y carece de experiencia en los playoffs. Sus figuras son el base Brandon Roy, (24 años), el ala-pívot LaMarcus Aldridge (23) y el novato español Rudy Fernández (24).

San Antonio, que en toda la campaña fue 2°, decayó en el final y cerró con una racha de 15 triunfos y 11 derrotas. La agónica victoria del miércoles ante New Orleans le permitió conservar el 3er puesto y así evitó un choque con Houston. Sin Ginóbili y con Oberto jugando pocos minutos, reeditará con Dallas y Nowitzki un clásico de principios de siglo. Los Lakers de Bryant son amplios favoritos; Denver resucitó con la contratación de Billups y se sumó a quienes quieren destronarlo.

Al contrario de lo que sucedió en 2008, el Este se presenta sumamente atractivo. La temporada pasada, Boston dominó la Conferencia y luego rompió con la supremacía del Oeste al quedarse con el título. Ahora tiene dos contendientes de fuste: Cleveland, que con LeBron James en su mejor temporada se cruzará con Detroit y Herrmann, y Orlando, que tiene en Howard al pivote más dominante de la liga. Además, Garnett aún no se recuperó de su esguince en la rodilla, se perderá la serie con Chicago y podría quedar fuera por el resto de la temporada.

Comentá la nota