Unos 3 millones de kilos de frutas y verduras mueve por mes el Mercado Frutihortícola

El movimiento de frutas y verduras que concentra mensualmente el Mercado Frutihortícola de esta capital está en el orden de los tres millones de kilos, y toda la dinámica que ello genera ha merecido que se hayan ejecutado importantes obras de infraestructura en todo el sector.
La Comuna de la ciudad fue la encargada de ejecutar una serie de obras de

refuncionalización, a fin de permitir mayor comodidad en todo el proceso de comercialización que allí se verifica.

Se realizó la colocación de adoquines en el playón de estacionamiento, precisamente donde se realiza la carga y descarga de mercaderías, y en un sector donde se establecen los vendedores. Además, para la comodidad del desplazamiento en este lugar, se pensó en el pavimento de las adyacencias de esa zona, concretamente la calle Juan Manuel de Rosas y la avenida Paseo de las Américas y Coronel Bogado, y sobre la Arenales, entre De Luca Barberis y Juan Manuel de Rosas.

La Comuna ya había realizado trabajos de mantenimiento en el lugar y la reconstrucción de veredas, pasillos y sanitarios, los que sumados a estas nuevas obras han brindado un cambio positivo tanto para los que comercializan allí sus productos como para los clientes.

Hay un sector que está siendo utilizado para promover la producción formoseña, que está destinado a los productores del PAIPPA, donde podemos ver sandías y otros productos que ingresan sin ningún tipo de gravamen para ser transportados. El gravamen existía y fue derogado a instancia del intendente Fernando De Vido, en el entendimiento de que ese costo era trasladado al consumidor.

Los mismos productores, muchos de ellos paipperos, coinciden en que las obras y esquemas propuestos en el mercado implicaron un paso importante para mejorar las condiciones de trabajo y al mismo tiempo posibilitando un acceso más cómodo para el cliente. Por supuesto, el hecho de que se lograra optimizar y dignificar la labor cotidiana, ofreciendo a los clientes un espacio confortable, fue otro aspecto significado.

Del mismo modo, otros de los trabajos concretados y con alto impacto en materia de saneamiento fueron los desagües pluviales sobre la avenida González Lelong y la Antártida Argentina, que no sólo dieron solución a este lugar sino a todo el sector, beneficiando a los barrios aledaños, que en época de intensas precipitaciones supieron padecer grandes anegamientos. A ellos se debe agregar la pavimentación de la avenida González Lelong, la Antártida Argentina y De Lucca Barberis.

Todas estas obras vinieron a dar respuestas a quienes trabajan en este espacio físico que -se entiende- "son parte de la integración entre el comerciante y el productor, es el eslabón de lo que estamos construyendo para nuestra comunidad, gracias al apoyo de un pueblo, que va aportando lo que se necesita para construir lo que anhelamos, vivir con felicidad en el lugar que decidamos nosotros y nuestros hijos".

Comentá la nota