Unos 67 mil inmigrantes clandestinos entraron a Europa.

La cifra fue difundida por un comisionado de la ONU. Pidió a los países de la UE que "no bloqueen el acceso a la seguridad para quienes buscan protección".
Después de atravesar peligrosas rutas marítimas, unos 67 mil inmigrantes arribaron al continente europeo de forma clandestina en el transcurso de 2008, la mayoría en busca de la “protección de la Unión Europea”, reveló hoy el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Tanto Italia como Malta fueron los destinos más elegidos por la mayoría: unos 38.000 desembarcaron en sus costas, tras haber transitado en su mayoría por Libia. Según los datos más recientes de los que dispone el ACNUR, el 75 por ciento de los que llegaron a Italia por mar pidieron asilo, tras lo cual a la mitad se le concedió el estatus de refugiado u otro tipo de protección humanitaria.

Según el portavoz de este organismo, Ron Redmond, sólo aquellos que lo merecían recibieron el asilo o se encuentran en alguna etapa del procedimiento. En Malta, por ejemplo, prácticamente todos solicitaron el asilo y el 60 por ciento obtuvo una respuesta positiva.

Luego de revelar la importante cifra de inmigrantes, la agencia humanitaria apuntó directo a las escasas oportunidades que existen para entrar en territorio de la Unión Europea por medios legales.

“Miles de personas amenazadas por persecución o violaciones de los derechos humanos en sus países no tienen otra elección que tomar la peligrosa ruta marítima”, recalcó la organización .

Por ello, pidió a los países comunitarios que en los acuerdos y medidas que adopten para reforzar sus fronteras "no bloqueen el acceso a la seguridad para quienes buscan protección en la UE".

Los ministros del Interior de Chipre, Grecia, Italia y Malta se reunirán el próximo lunes para abordar el problema de la inmigración clandestina.

Comentá la nota