Unos 2.000 chicos todavía no empezaron las clases.

Unos 2.000 chicos todavía no empezaron las clases.
La semana pasada sumaban 2.000 los adolescentes que aún no habían iniciado las clases. Hoy comienza la segunda semana de actividades escolares para el secundario y si bien desde Supervisión afirman que ningún chico quedará sin banco, la preocupación se instaló entre los padres que el miércoles pasado respondieron a una convocatoria del Ministerio de Educación que buscaba organizar la demanda de lugar.
Un gimnasio lleno de padres fue el miércoles pasado testimonio claro de la demanda de bancos en las escuelas. Muchos de los jóvenes que esperan iniciar las clases esta semana son repitentes de octavo año, otros intentaron ingresar a escuelas con mucha demanda y tras participar sin mucho éxito del operativo de evaluación esperaban ser reubicados. En este amplio grupo también fueron ubicados por Supervisión de Escuelas los hijos de nuevas familias.

En ese contexto, la supervisora Rosalía Broitman comentó que “algunos alumnos regularizaron su situación durante las comisiones evaluadoras días pasados; otros son chicos que repiten en instituciones privadas y a lo mejor se quieren cambiar, y hay muchas personas que han venido de otras ciudades. Entonces a partir de este encuentro nosotros contamos con un panorama de las vacantes que necesitamos tanto de primer año de la escuela secundaria hasta tercer año del nivel polimodal. Por eso convocamos a los padres, y tenemos que decir como lo dijo la supervisora, Ana Tuckscheitz, en la presentación: ningún estudiante se va a quedar sin banco”.

IR A LA ESCUELA

Las supervisoras del área afirmaron que “todos los chicos tienen garantizada la escuela, pero tenemos que tener claridad en los números y cuando viene tanta gente y con tantas variaciones y situaciones distintas nosotros no podemos tener información de la demanda fehacientemente, de ahí esta convocatoria. Entonces entre el análisis de vacantes que hicimos con el operativo de evaluación que se hizo días pasados y esta situación vamos a tener claridad”.

Además afirmaron que los padres que no lograron conseguir banco para su hijo, esta semana tendrá una respuesta clara sobre la escuela adonde concurrirá.

El desarrollo del operativo de registro de demanda fue confuso sobre todo porque la presencia de padres superó en cantidad al personal de Supervisión de Escuelas del Nivel Secundario.

Los padres afirmaron que “fue un lío por la cantidad de gente que fue. En mi caso mi hijo repitió y él quiere venir al Perito Moreno porque su hermana también viene acá, y vemos que hay mucha demanda. El problema es que el año pasado él tenía que ir a la 745 pero esa escuela se quedó sin banco y no fue y volvió a repetir en la otra escuela, por eso también lo queremos cambiar pero no sabemos dónde va a ir, lo importante es que entre a alguna escuela porque además en la 745 va su otra hermana. Todos van a ir a escuelas distintas”, comentó una de las madres que respondió a la convocatoria de Supervisión de Escuelas realizada a mediados de la semana pasada.

Comentá la nota