Unos 1.700 morosos deben un 30% de la recaudación mensual.

Unos 1.700 morosos deben un 30% de la recaudación mensual.
Son dueños de al menos tres casas y dos autos cada uno, a los que Rentas ya intima. Tendrán plazo hasta el viernes 20 para cancelar la deuda o acordar una forma de pago. Si no, el Estado los demandará.
Unos 1.700 contribuyentes le deben al fisco $ 34 millones, según lo constató la Dirección General de Rentas, al cierre el período fiscal 2008. Esos dueños de 6.395 viviendas y de 3.347 vehículos, considerados grandes contribuyentes, serán los primeros demandados por el orgamismo recaudador estatal para el cobro ejecutivo de la deuda.

“Sin dudas que estamos frente a personas que tienen una mayor capacidad contributiva que la de un ciudadano común”, aseveró a LA GACETA el director de Rentas, Pablo Clavarino.

El Gobierno le dará plazo hasta el próximo viernes 20 para que cancelen o acuerden una forma de pago de la deuda. Una semana más tarde se presentarán las demandas contra aquellos que no contesten la intimación.

Rentas comenzó a repartir las advertencias de demanda que van acompañadas por una boleta unificada sobre el monto total de la deuda. Esa franja de contribuyentes, dijo Claravino, tiene la posibilidad de cancelar de contado los tributos vencidos o bien apelar a un plan de pagos de la Resolución Ministerial 12, que brinda financiamiento de hasta 36 cuotas y que difiere de las moratorias, ya que incluyen el pago de intereses y de multas.

Pequeños y medianos

De acuerdo con las estimaciones oficiales, más del 70% de los contribuyentes de impuestos patrimoniales (Automotor e Inmobiliario) mantienen una conducta regular de pago. Por esa razón, sostuvo Clavarino, las demandas iniciadas contra franjas de pequeños y medianos contribuyentes no son numerosas.

De hecho, la mayor parte de los deudores decidió aprovechar las moratorias que lanzó el Gobierno en 2005 y el año pasado. Hasta fines de 2008, Rentas recuperó alrededor de $ 58 millones por el pago de las cuotas de los planes de facilidades de pago (las dos moratorias) al que se acogieron más de 30.000 contribuyentes.

El PE está preocupado por los efectos de la crisis financiera internacional en la recaudación. Frente a ese escenario, por ahora, no se prevé modificar el esquema impositivo (rebajas, exenciones o alícuota cero) hasta que se tenga certeza sobre la evolución económica y financiera. Pero Rentas saldrá a recuperar lo que adeudan los contribuyentes, especialmente los de mayor poder adquisitivo, aseveró el titular del organismo.

Comentá la nota