Universidad Tecnológica Nacional

La UTN dice no a la decisión del Gobierno en contra del CIEU

El Consejo Superior de la Universidad Tecnológica Nacional salió en defensa de la sede Tierra del Fuego de esa casa de altos estudios, frente al embate del Gobierno de Fabiana Ríos, a quien acusan indirectamente de vulnerar "la autonomía universitaria, establecida por la Constitución Nacional".

En reunión plenaria del pasado miércoles 16, los 48 miembros que componen el Consejo Superior de la UTN declararon "su decisión de defender en forma irrestricta la autonomía Universitaria, establecida por la Constitución Nacional de la República Argentina", y "avalar todas las actuaciones tendientes a mantener en forma incólume el laminar principio constitucional enunciado precedentemente", tras el embate generador por el Gobierno fueguino de Fabiana Ríos al poner fin al Convenio Marco entre la UTN y el Estado Provincial, mediante el cual la Universidad había conseguido un edificio (galpón) para el dictado de las carreras en su extensión Ushuaia.

La declaración que lleva la firma del Presidente: Ing. Héctor Carlos Brotto, de los 24 Decanos, de los Consejeros Docentes, Alumnos, Graduados y No Docentes, tiene su fundamento a partir del dictado "del decreto 2229 del poder ejecutivo de Tierra del Fuego y la situación que genera en la Universidad Tecnológica Nacional", mediante el cual el ex Ministro de Educación Javier Fourastie y el legislador Manuel Raimbault en su función de Vicegobernador, pusieron fin al Convenio Marco entre la UTN y la Provincia, hecho que fue calificado por sus miembros como "un caso extraño y muy delicado en la vida institucional de la Universidad".

Desde la propia sede indican que el convenio planteaba que cualquiera de los dos partes puede denunciarla (pedir su recisión) con 6 meses de antelación, por lo que al no suceder eso sostienen que afecta a quienes tienen carreras en curso, en la duración y en el planes de estudios, avales y reconocimientos y por ende generando "una intromisión en la autonomía universitaria y lesionando los derechos que la Constitución Nacional le otorga a las universidades".

Al margen de este pronunciamiento, para las autoridades locales de la Universidad, "hay un claro dejo de discriminación del Gobierno hacia la UTN y una visible aversión hacia los sectores que piensan y opinan diferente y una negación unilateral de la presencia de la Universidad en Tierra del Fuego". Por lo que más allá del amparo judicial solicitado en el fuero local, no se descarta que el Consejo Superior vaya a instancias superiores para resolver esta situación medular.

Comentá la nota