La Universidad Provincial aún no arranca

La Universidad Provincial aún no arranca
La aprobación del proyecto está “estancado” en el Ministerio de Educación de la Nación. Fue remitido en octubre de 2007.
En abril se cumplirán dos años de la creación de la Universidad Provincial de Córdoba (UPC), pero la entidad como tal aún está en veremos.

Anunciada con bombos y platillos en diciembre de 2006 por el entonces gobernador José Manuel de la Sota, la UPC fue creada cuatro meses después por la Legislatura sobre la base de los ocho institutos terciarios provinciales.

El nacimiento de la cuarta universidad más grande de Córdoba estuvo precedido por una gran polémica, que involucró al Gobierno provincial, los partidos opositores, la UEPC y los propios docentes y directivos de los institutos terciarios.

Marcela Belda, coordinadora del Departamento de Extensión del Instituto Domingo Cabred, señaló que si tuviera que resumir el proceso por el que atravesó la creación de la UPC, emplearía cinco palabras: entusiasmo, desconfianza, malestar, incertidumbre y decepción.

El proyecto institucional de la Universidad Provincial fue enviado al Ministerio de Educación de la Nación en octubre de 2007, para conseguir la aprobación de los tramos de licenciaturas y otorgarles validez nacional a los títulos de las carreras universitarias elegidas por los terciarios.

La última noticia es que el proyecto todavía está siendo revisado tanto por la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación, como por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau).

Delia Provinciali, funcionaria del Ministerio de Educación provincial, dijo entender las precauciones que está teniendo la cartera educativa nacional. "Se trata de un proyecto nuevo, sin muchos antecedentes en el país, es lógico que se esté analizando con mucho cuidado. En ese sentido, si no tenemos la aprobación del Ministerio de Educación de la Nación, no hay posibilidad de armar nada aquí", dijo.

El actual Gobierno provincial tiene algunos reparos con relación a la documentación enviada a Capital Federal. Sin embargo, en esta etapa no van a "boicotear" el proyecto que está analizando Educación de la Nación para no producir más demoras.

La cartera que conduce Walter Grahovac está en línea con poner en marcha la UPC, pero de una manera que tenga más consenso dentro de los ocho terciarios que la componen.

Convenios. Para poder brindar tramos de licenciaturas, los ocho terciarios involucrados en la UPC realizan convenios con universidades nacionales, cuyo costo se traslada luego a los estudiantes.

Esto debería revertirse cuando el Ministerio de Educación de la Nación habilite las licenciaturas propuestas por la Universidad Provincial.

Problema de origen. Alejandra Ferrero, ex secretaria del Instituto Cabred, sostuvo que la creación de las carreras universitarias no respondía a ninguna demanda concreta, con lo cual la elección de las ocho instituciones resultó absolutamente arbitraria y sin fundamento.

"A nivel presupuestario es totalmente utópica la concreción de esta Universidad Provincial. Los números no tienen ningún asidero, sobre todo considerando que se pretende mantener la estructura institucional actual, que ya hoy incumple con el mandato para educación superior, ya que únicamente cuenta con recursos para hacer docencia y no se hace investigación. Sólo los institutos que tienen una buena cooperadora o asociación civil hacen capacitación y extensión", dijo.

Marcela Belda se sumó a las críticas e hizo un poco de historia sobre el proceso de creación de la UPC. "Al principio todo fue sorpresa y entusiasmo ya que era gratificante para nuestra institución formar parte de este proyecto que suponía un reconocimiento al prestigio que tiene la institución. Pero cuando fue evidente que los intereses no eran compartidos y era sólo un golpe de efecto electoral, se generó un gran malestar ya que al no participar de la elaboración del proyecto, hecho por el Ministerio de Educación, se evidenciaron muchas falencias por el desconocimiento del funcionamiento del Nivel Superior de la Provincia", expresó.

Belda agregó que la "gran estafa" fue para los alumnos "ya que la Universidad Provincial sólo contempló un tramo licenciatura de una de las seis carreras del Cabred, con lo cual resultó totalmente discriminatorio".

Lo positivo de este proceso fue la titularización de los docentes de los terciarios. No obstante los docentes deberán competir en concurso abierto para obtener una cátedra en la UPC, con la desventaja de no tener currículum universitario y, por lo tanto, con menos posibilidades hipotéticas de ganar esos concursos.

Comentá la nota