La Universidad no irá a conciliación en la causa por las explosiones

Lo decidió el Consejo Superior tras una discusión de casi 3 horas ante la demanda civil presentada por los familiares de Gladys Baralla, Damián Cardarelli y Miguel Mattea. Parte del debate fue secreto.
Después de debatir 45 minutos a puertas abiertas y otras dos horas en secreto, el Consejo Superior rechazó la posibilidad de ir a una audiencia de conciliación en el marco de la demanda en lo civil presentada en contra de la Universidad por parte de los familiares de Gladys Zulema Baralla, Damián Aldo Cardarelli, Miguel Ángel Mattea, tres de los seis muertos como consecuencia de la tragedia de la planta piloto de Ingeniería.

Así lo informó el secretario general de la Universidad, Armando Becerra, a quien el rector Oscar Spada le delegó el rol de vocero en este asunto.

El funcionario dijo: “El Consejo resolvió que no es viable arribar a una conciliación en esta instancia. Al menos hasta que haya una sentencia de primera instancia”.

Y agregó: “La Universidad en el mes de noviembre tuvo la posibilidad de asistir a una audiencia de conciliación que había sido convocada por el tribunal interviniente. Esa audiencia fue suspendida. Y actualmente nosotros nos encontramos con que puede haber una instancia de ese tipo, que pudiéramos ser convocados, ya sea a pedido del juez interviniente o a instancia de partes. Ante esa eventualidad, el rector quería saber qué opinión tenía el Consejo respecto de si era viable arribar a una conciliación en esta instancia”.

-¿Conciliar significaría admitir alguna responsabilidad?

-No necesariamente. Aquí los demandados son cuatro partes. Está la Fundación –UNRC-, está la ART Asociart, está la firma De Smet y está la Universidad. Por lo tanto, la conciliación puede abarcar a todos o parte de quienes fueron demandados.

Las otras partes pueden llegar a una conciliación con los familiares demandantes, independientemente de la postura de la Universidad de Río Cuarto.

“El tema que está ocupando hoy es una conciliación o una transacción en el ámbito de las demandas entabladas en contra de la UNRC, persiguiendo el cobro de una equis suma de dinero”, dijo a los consejeros el titular de la Dirección de Asuntos Jurídicos de esta casa de estudios, Hugo Abrahan.

Spada pidió reserva

Y la decisión de cerrar el recinto llegó cuando las preguntas de los consejeros penetraban en detalles de la causa que la mayoría prefirió no hacer públicos.

Tanta fue la necesidad de reserva que Becerra, no dejó a la prensa esperar en el pasillo que comunica a la sala Pereira Pinto, con el resto de las dependencias del Rectorado.

“Tiene que ser reservada la reunión porque esto ya implica un futuro en el que va a estar comprometida la Universidad”, dijo el rector Spada.

Sostuvo: “Hablar de la audiencia de conciliación es hablar de un tema que es público. Hablar de la demanda es un tema que ya creo que no es público. Yo creo que sólo hay que hablar de la conciliación. El tema de la demanda ya no pasa a ser un tema público.

Yo quisiera hablar solamente de la audiencia de conciliación, lo otro si lo quiere tocar no hay ningún inconveniente”.

Comentá la nota