La Universidad del Chaco Austral elabora repelente contra mosquitos transmisores

La Universidad del Chaco Austral elabora repelente contra mosquitos transmisores
SAENZ PEÑA (Agencia) --Los técnicos de la Universidad Nacional del Chaco Austral (Uncaus) tienen concluido un trabajo de producción de repelente para mosquitos, elaborado a base de aceite de citronela, del que durante 2008 se entregaron a la Farmacia Central del Ministerio de Salud del Chaco 10 mil envases en forma de loción de 100 ml cada uno.
La Universidad con asiento en Sáenz Peña está capacitada para seguir produciendo repelente ecológico, sobre todo teniendo en cuenta que el gobierno del Chaco declaró la alerta sanitaria ante la presencia del mosquito aedes aegypti que transmite el dengue.

Ayer, el ingeniero Walter López explicó a NORTE que los productos desarrollados en el laboratorio de esta casa de estudios son repelente líquido y repelente en crema a base de aceite de citronela, en concentraciones del 2% y 10%. Los preparados se utilizan para repeler a los mosquitos transmisores (vectores) de distintas enfermedades.

Este producto, cuya principal característica es su escasa toxicidad --agregó--, apto para su uso en neonatos y niños de corta edad por tratarse de un producto natural, obtenido a partir de vegetales que se cultivan en nuestra zona.

Citronela: ecológico y de agradable olor

El aceite de citronela es un extracto de los derivados terpénicos presentes en diversas especies vegetales y está compuesto de citronelal, limoneno y otras sustancias similares.

Científicamente no se conoce el mecanismo por el que se produce la actividad repelente; pero se piensa que se debe a una acción mixta por un efecto desagradable sobre las terminaciones sensitivas, así como un bloqueo de la percepción química que usan para orientarse.

La citronela suele combinarse a otros compuestos para aprovechar su agradable olor. Es poco tóxico y su aplicación tópica no suele provocar ninguna reacción adversa, lo que --unido a su bajo costo-- hace que su empleo esté muy extendido a pesar de su limitada eficacia repelente.

¿Qué son los repelentes?

Los repelentes son las sustancias que se aplican sobre la piel para ahuyentar a los insectos y así evitar sus picaduras y las lógicas molestias y enfermedades que ocasionan. Los repelentes no matan al insecto sino que lo alejan, y son la mejor prevención de enfermedades como dengue, paludismo o malaria.

El primer repelente que se empleó fue el aceite de citronela, luego se comenzó a utilizar una sustancia de síntesis denominada dimetil ftalato y en el año 1952 se popularizó el DEET (dietil toluamida) hasta el punto de que la mayoría de los repelentes hasta hoy se han formulado con él. Su inconveniente es la toxicidad e irritación de pieles sensibles, por lo que se ha vuelto a los productos naturales.

Mosquitos transmisores de enfermedades

Los mosquitos transmiten un gran número de enfermedades, algunas de menor importancia, y otras, tal como el dengue, fiebre amarilla y la malaria, que extraen un costo inmenso en vista de pérdidas de vida, incapacitación, sufrimiento y pérdidas económicas.

Comentá la nota