La Universidad Católica suspendió las clases.

Será durante una semana. En la sede de San Luis las mesas de exámenes se postergan y los empleados administrativos trabajan con guardias reducidas.
La Universidad Católica de Cuyo, con sede en San Luis, suspendió las clases y las actividades de los alumnos por siete días, debido a las medidas de prevención dispuestas por los Ministerios de Educación y Salud, a raíz de la epidemia de Influenza "A". Las mesas de exámenes previstas para esta semana se reprograman hasta la semana que viene.

Los empleados de la administración trabajarán con guardias reducidas hasta el jueves, ya que estaba previsto para viernes y sábado desinfectar las instalaciones. Mientras se intensifican las medidas de prevención, ya que todo el personal deberá utilizar barbijos y recurrir al alcohol en gel.

Comentá la nota