La Universidad Atlántida Argentina ya tiene edificio propio

Finalmente la institución compró el espacio donde funciona habitualmente, en Arenales 2740. Para el rector Osvaldo De Carli esto es “un logro a remarcar”. Además indicó que a partir de ahora ampliarán la oferta educativa y de servicios a sus alumnos.
La Fundación de la Atlántida Argentina acaba de adquirir el edificio donde actualmente funciona su sede Mar del Plata, ubicado en Arenales 2740, informó el rector de la Universidad Atlántida Argentina (UAA), Osvaldo De Carli.

Para el directivo esto es “un logro a remarcar” y agregó que la institución está “firme en la idea, junto a otras Universidades, de potenciar las ventajas que tiene Mar del Plata para los estudiantes”. Así se ampliará su oferta al servicio educativo, alquileres, transporte, entre otras variantes.

“La UAA está preparada para recibir a los alumnos y poder desarrollar sus inquietudes. Se encuentra enraizada en la comunidad marplatense y piensa en el futuro de sus hijos”, sostuvo De Carli.

El funcionario recordó los tiempos en que la institución realizaba sus actividades en Stella Maris. “Contábamos con algunas aulas prestadas y teníamos un solo turno que era a partir de las 18. Luego, en 2005, se alquiló este predio donde estaba el Colegio Lincoln que nos permitió funcionar todo el día. Los alumnos y docentes sintieron que se había dado un paso adelante”.

El edificio comprende dos lotes de terreno y mitad de manzana. “Nos va a posibilitar ampliar las instalaciones, darle mejor servicio a los alumnos, instalar un ascensor, construir nuevas aulas sobre el último piso y mejorar la funcionalidad para que los estudiantes tengan la tranquilidad que, además de buenos profesores van a tener un lugar adonde cobijarse. La idea es que se sientan bien recibidos, con un lugar reconfortable”, sostuvo el rector.

De Carli indicó que la UAA “cumplió con su palabra de equipar adecuadamente esta Universidad” por lo que la comunidad educativa “está muy agradecida”. Y de cara al futuro señaló que probablemente “este año se presente como auspicioso ya que estamos a la espera de la confirmación por la CONEAU de la acreditación definitiva, proceso concluido en 2008”.

Comentá la nota