UNIR está dispuesta a pagar una tasa de alumbrado diferenciada

UNIR está dispuesta a pagar una tasa de alumbrado diferenciada
La reunión de ayer le dio el mandato a la comisión de avanzar en la negociación con el municipio capitalino. Quieren una tasa diferente para los grandes consumidores de energía
La Unión de Industrias Riojanas (UNIR) resolvió ayer avanzar en la negociación con el municipio de la Capital para acordar una tasa de alumbrado público diferenciada para el sector.

Durante más de dos horas los representantes de las empresas instaladas en el Parque industrial avanzaron en un intenso debate sobre el tema.

La tasa de alumbrado público actual determina que se debe pagar con un 20 por ciento sobre el total consumido sobre energía eléctrica, situación que en el caso de algunas empresas alcanza montos muy elevados.

"Fue una reunión importante para avanzar sobre el tema del alumbrado público. Se presentaron diferentes representantes de empresas, que venían con mandato, y que autorizaron a UNIR para avanzar en un acuerdo con la Municipalidad para lograr una tasa diferenciada para el sector", sostuvo el titular de la entidad, José Brizuela en diálogo con NUEVA RIOJA.

Por otra parte, Brizuela precisó que se va a "continuar avanzando con este tema como hasta ahora".

"No teníamos mandato, expreso, pero ahora tenemos un mandato claro. La gran mayoría nos acompañó, aunque quiero dejar a salvo que hay dos casos que no están de acuerdo en hacer la contribución mientras la Municipalidad no se comprometa a prestar el servicio", explicó el referente de los industriales riojanos.

Finalmente, el dirigente comentó que "hasta ahora las empresas estuvieron pagando porque estaba dentro de la boleta de energía eléctrica, salvo tres empresas que consiguieron medidas de amparo y no están pagando".

Finalmente, remarcó que las únicas empresas que no están pagando el gravamen son aquellas que realizaron la presentación judicial.

UNIR ya se había reunido con las autoridades del municipio de la Capital en los primeros días de este año, en aquel momento habían quedado en continuar con las conversaciones para encontrar una solución al conflicto generado por el monto de la tasa.

Crisis

En relación con la fuerte crisis que enfrenta el sector industrial, Brizuela aclaró que la situación es grave y precisó algunos números que preocupan.

"Vamos a tomar información empresa por empresa en el Parque industrial. Esta es una crisis dinámica, pero la realidad es que hoy más de 1000 empleados están suspendidos, esperamos que no se agrave más", explicó el dirigente.

La crisis está golpeando especialmente por el cierre de los mercados que eran el objetivo principal de las empresas del Parque industrial que exportaban su producción.

Brizuela no descartó que en las próximas semanas convoquen a una nueva reunión con los empresarios para analizar esta situación.

Comentá la nota