Una unión de vecinos impulsa la Banca Vecinal y se proponen como alternativa política.

Compromiso público: rotar las concejalías entre todos los candidatos, y destinar el 50 por ciento de las dietas a proyectos sociales. Luego de una campaña de actos de servicio a la comunidad, podrían presentar candidatos independientes en las elecciones.
El miércoles en el Club Comunicaciones se presentó un novedoso proyecto político: la Unión Vecinal de Mercedes, que se define como "una plataforma de unidad" para particulares y organizaciones sociales con el fin de promover la participación ciudadana en las elecciones.

"El vecinalismo –explicó Claudio Guevara, moderador de la asamblea- consiste en estudiar los problemas de la ciudad, elaborar propuestas locales y postular exclusivamente candidatos del nivel municipal. Agrupa a vecinos independientes o de distintas extracciones políticas, y hoy es la tercera fuerza a nivel nacional".

En la reunión para estos comicios se inscribió un nivel récord de fuerzas municipalistas, que vienen avanzando en el Gobierno de los municipios. Los casos más emblemáticos son Carmen de Areco, en los últimos años, y Morón, donde el partido vecinal del intendente Sabatella obtuvo numerosos reconocimientos en su gestión, y ahora se proyecta a nivel provincial.

La banca vecinal

En la reunión, abierta a todos los ciudadanos, se propuso un plan de acción para sumar voluntades a la idea. En primer lugar, se expuso la idea de la Banca Vecinal, que asume como compromiso público que todos los integrantes de la lista asumirán en forma rotativa por periodos iguales, y que el 50% de las dietas se destinará a proyectos sociales y al desarrollo de la organización.

De esta manera se intenta cohesionar al grupo, "desarmar la pelea por las candidaturas, reforzar la confianza mutua entre dirigentes y ciudadanos, y enviar un claro mensaje de que la política es un acto de servicio público, y no un negocio personal".

En la asamblea, se aprobó y firmó una declaración de principios que expresa "la necesidad de generar una unión voluntaria de personas que promuevan y trabajen por la realización de profundas transformaciones sociales".

Se define a la organización como "una construcción horizontal, que pretende ser la contratara de lo que hoy tenemos: desunión, intereses personales en pugna, agresiones y descalificaciones personales, y falta de responsabilidad en los cargos que se ejercen".

La declaración de principios fue firmada por Jorge Alvarez, Laura Deriú, Miguel Schafrick, Jorge Machado, Teófilo Buffin, Jorge y Claudio Guevara, Paulo y Marcela Aranda, Ariel Marcigliano y una veintena de nombres. Otros vecinos participaron en calidad de observadores, o fueron a plantear problemas concretos (ver aparte).

No se eligieron autoridades, pero sí se definieron los próximos pasos: el miércoles próximo, a partir de las 19.30, se convoca a otra asamblea abierta con una agenda concreta: lanzar una campaña de actos de servicio público, dirigida a movilizar a la sociedad y a "hallar a los lìderes comunitarios, aquellos que trabajan pese a todos los obstáculos, y comenzar a hacer cosas concretas".

De este proceso de movilización social emergerían los candidatos a presentar en Junio, si la organización lo decide. El primer proyecto entre los varios que se barajan, es trabajar en una campaña pública para organizar el banco de sangre de Mercedes, que desapareció cuando la Cruz Roja cerró su sede.

Próxima reunión: Miércoles a las 19.30 en el Club Comunicaciones. Informes: 15-586527 / 15 478783 / 433114.

Con Sabatella en la mira

En la reunión se informó de contactos con el partido vecinalista de Morón, liderado por el intendente Sabatella, y se anticipó que, de presentarse a elecciones, la organización podría hacerlo en su nombre. En un documento, se anticipa que "un modelo de gestión se plasma en el municipio de Morón, una gestión vecinalista, clara y transparente, auditada por ONGs, premiada dentro y fuera del país. Sabatella se proyecta a nivel provincial y presentará candidatos en muchos distritos, inspirados en el éxito de esta gestión.

La voz de los vecinos: Un banco de sangre para Mercedes

Desde que la Cruz Roja cerró su sede, nuestra ciudad carece de un banco de datos de dadores voluntarios de sangre. Esto complica enormemente la tarea de las instituciones sanitarias locales. Así lo explicó un médico que participó de la asamblea para explicar el problema. Los integrantes de la organización resolvieron estudiar un plan de acción para lanzar una iniciativa ciudadana que lo resuelva, y en la próxima reunión se presentará un plan concreto.

Otro de los problemas planteados por vecinos que se acercaron espontáneamente fue el del Club San Luis: dos vecinos explicaron que están cansados de denunciar el local por ruidos molestos, y un miembro de la comisión narró el conflicto que tiene el club por recuperar al edificio, alquilado a un particular con contrato vencido y que están intentando desalojar judicialmente.

Comentá la nota