La Unión de Trabajadores Judiciales comienza la semana con un paro por tiempo indeterminado

La medida de fuerza la inician desde este lunes por tiempo indeterminado y con asistencia a los lugares de trabajo. Justifican el paro como respuesta al veto del Poder Ejecutivo a la ley que otorgaba un aumento salarial para los trabajadores del Poder Judicial y porque consideraron que se agotaron los canales de diálogo.
Walter Bernard, secretario general de la Unión de Trabajadores Judiciales, justificó la medida de acción directa asegurando que en los fundamentos del veto se explica que no se cuenta con el suficiente presupuesto lo que indicaría que este sector no tendría un incremento salarial éste ni el próximo año. Dijo que recurrieron al paro de actividades porque consideran que se agotaron los canales de diálogo. Este veto "pone en riesgo la institución y la institucionalidad en la provincia del Chaco", planteó el dirigente gremial.

Walter Bernard, secretario general de la Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco, confirmó que en asamblea general se decidió convocar a un paro general, con asistencia a los lugares de trabajo, por tiempo indeterminado, a partir del lunes 30.

Bernard señaló que "entendemos que es poco serio", en referencia al veto del gobernador Capitanich al incremento salarial para el sector aprobado por la Cámara de Diputados de la provincia. Dijo no encontrar explicación para esta negativa ya que siempre "mostramos madurez, seriedad y responsabilidad".

Recordó que el aumento salarial fue un compromiso del Ejecutivo, que posteriormente lo vetó.

El dirigente gremial precisó que por los fundamentos del veto, que habla de imposibilidades presupuestarias, no habrá incrementos salariales no este año ni el año próximo.

"Agotamos los canales de diálogo", dijo justificando la medida de fuerza, interpretando que el veto "es una interferencia directa sobre el Poder Judicial", y recordó que anteriormente ya se habían "cercenado del presupuesto judicial más de 120 millones de pesos".

Contrastó la situación de los judiciales con la del resto de los estatales, recordando que "a los demás trabajadores se les ha aumentado el salario".

Analizó que esta situación "pone en riesgo la institución y la institucionalidad en la provincia del Chaco".

Comentá la nota