Des-Unión Pro también llegó a San Martín

Desunión Pro también llegó a General San Martín. Tras el buen resultado obtenido en el plano local, donde ganó, y en lo local, donde quedó a más de 10.000 votos del oficialismo de Ricardo Ivoskus, parece que las diferencias observadas en otros planos repercuten sin filtro en el distrito.
Mientras que el concejal Pedro Buonsante ya ratificó que seguirá trabajando de manera autónoma con el bloque Pro, Xavier Areses, segundo concejal electo, ya provocó la ira de la mayoría de sus compañeros de fórmula y aliados ocasionales porque decidió “cortarse solo” y candidatearse, a través de las paredes, como candidato a intendente de 2011.

Areses no quiere ser “llevado de las narices” por personas con “más experiencia política” que él como lo son la mayoría de sus compañeros de Unión Pro. Sin conexión con las estructuras tradicionales, el concejal electo, producto puro de Francisco De Narváez, es de dialogar poco y eso se lo hacen sentir quienes estuvieron con él en la campaña.

“Quien tiene que ponerse al frente de este proyecto es Diego Perella (primer candidato a concejal) expresó uno de los más influyentes dirigentes de este extraño armado político llamado Unión Pro. Sin embargo, lo lejos que están varios de sus integrantes del peronismo tradicional, en el que suscriben Perella y el concejal Ricardo Torres hace que todo se complique más.

Quien también aspira a tener un espacio de trascendencia en el futuro cuerpo es José Carosio. Desde la estructura municipal que él conduce salieron la mayoría de los recursos con que contó esta fuerza, y siempre se llevó bien con Perella y Torres, aunque no le pasó lo mismo con Marcela Rodríguez, tercera concejal electa, ni con el propio Areses.

Así las cosas, es muy complicado que los principales responsables de conformar una oposición consistente se junten en el recinto. Rodríguez y Areses tienen muchos más puntos en común entre sí que con el resto, aunque el presidente de Pro, Ignacio Arcidiácono, jefe político de la concejal electa, mantenga mucho más trato con Perella y Carosio que con el resto.

Ambos no son peronistas ni les gusta demasiado serlo. Sin embargo, todavía no llegan al extremo de su colega Buonsante, quien además de pedir a gritos la independencia local para los seguidores de Mauricio Macri, sostuvo en un comunicado sus diferencias metodológicas con sus amigos peronistas.

“Que el justicialismo disidente integre la alianza electoral Unión-PRO no significa que los votantes y dirigentes sean todos justicialista, por el contrario muchos votantes no justicialistas acompañaron al PRO en la última elección, no comprender esto es tener la soberbia de creer que los votos de la Alianza Unión-PRO tienen dueño exclusivo y único”, expresó.

Comentá la nota