La Unión Industrial reunió a la oposición para hablar del dólar

En la Unión Industrial venían haciendo gambetas para evitar convocar a una ronda con candidatos legislativos (como hicieron en otros comicios) en su sede. Sin embargo, ayer, fueron locales en una cita con los principales referentes del radicalismo y la Coalición Cívica. Luego, la mesa chica de la UIA visitó el Congreso por más de 5 horas.
Sólo puede explicar ese cambio abrupto de planes el caso Techint (la nacionalización por parte del presidente venezolano Hugo Chávez, de tres fábricas que eran de esa siderúrgica argentina).

Ese tema funcionó como la excusa del encuentro, porque en la reunión de la UIA finalmente se terminó cuestionando al modelo económico. Fuentes fabriles y legislativas coincidieron en que se habló del dólar, de mejorar la competitividad de la industria y también del campo, se cuestionó al INDEC y la política tributaria.

De la reunión participó el jefe de los senadores radicales, Gerardo Morales, y la de los de la CO, María Eugenia Estensoro, así como el titular de los diputados de la UCR, Oscar Aguad. También estuvieron los candidatos Ricardo Alfonsín, Ricardo Gil Lavedra y Patricia Bullrich. Los legisladores opositores se fueron de la sede de Avenida de Mayo con tres estudios económicos elaborados por los industriales. "Con esta paridad cambiaria y la relación de monedas en la región, el sector productivo ha perdido competitividad", reza el informe que, aunque no se atreve a poner número, defiende una suba del dólar frente al peso.

Los políticos invitados celebraron la invitación y el diálogo pero dejaron en claro que no avalarían una revaluación del dólar. "No podemos repetir errores del pasos y mejorar la competitividad sólo con el tipo de cambio", dijo Estensoro. Aguad y Morales reforzaron ese planteo.

Para distender, el diputado radical les dijo a Héctor Méndez (titular de la central fabril) e Ignacio de Mendigueren (secretario) y sus equipos que "desde la oposición compartimos la preocupación del empresariado de que después del 28 el kirchnerismo quiera echar mano de la renta privada".

Hubo otros tres alertas que se discutieron en la misma reunión:

INDEC. Los estudios de inversión y nivel de actividad de la UIA marcan fuertes diferencias con las mediciones oficiales. Para los industriales, las inversiones están paradas y las caídas en las ventas de las fabricas serían entre 5 y 8 veces más profundas que las que dice el INDEC, según fuentes que participaron de esa reunión.

Autocrítica. Puertas adentro y según altas fuentes industriales que pidieron anonimato, la conducción de la UIA hizo autocrítica por su relación con el campo. Habrían admitido que sin una pronta reactivación agropecuaria en el interior del país la crisis se siente más fuerte.

Energía. En otro de los informes del equipo económico de la UIA, se señaló sobre un "inminente colapso energético". De acuerdo con ese diagnóstico, al país sólo le quedarían 8 años de reservas gasíferas cuando el 50% de la matriz energética nacional es gasífera.

Comentá la nota