La Unión Industrial del Chaco realizó encuentro con los distintos sectores productivos

Este jueves se realizó un encuentro con representantes del sector productivo, industrial y comercial en conmemoración del Día de la Industria cuya jornada central se desarrolló en Rersistencia, organizada por la Unión Industrial del Chaco. La jornada realizada en la sede de Resistencia de OSDE contó con la participación del presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Augusto Méndez, quien destacó que la concreción del evento en la Provincia constituye un testimonio elocuente de la voluntad de los representantes de contar su historia y mostrar sus proyectos. Durante el acto de apertura se dirigió a los presentes el gobernador Jorge Capitanich y el presidente de la Unión Industrial del Chaco, Francisco Lobera.
En su último plenario, la UIA planteó el desafío de reducir para el 2016, el 50 por ciento la brecha del desarrollo entre las regiones más prosperas y las más postergadas del país. Para ello, sostienen que es imprescindible la consolidación de las cadenas de valor y la promoción y desarrollo de complejos productivos regionales por lo cual festejó el avance logrado en la provincia. "La adopción de políticas activas para el desarrollo de infraestructura, mejora de la educación y una mayor articulación pública privada es clave para poder capturar el potencial productivo y reducir la brecha regional", manifestó Méndez.

Por su parte, el presidente de la Unión Industrial del Chaco (UICH), Francisco Lobera, señaló que la Provincia necesita un plan de desarrollo industrial, en el que no sólo debe estar comprometido el Estado sino toda la sociedad. "Debemos aprender del pasado para no repetir viejos errores: aprender que discernir no es estar en contra, que el Estado no es botín de guerra de quien gane una elección, que federalismo es más democracia. Debemos aprender a concebir a la política como una espacio para encontrar coincidencias que beneficie a la mayoría de los ciudadanos", manifestó.

Asimismo, en vez de pensar en las dificultades, el dirigente propuso pensar que las oportunidades son enormes, que el potencial es gigantesco, que las responsabilidades son compartidas y que el momento de actuar es ahora. "Debemos trabajar con el Gobierno la articulación de políticas públicas consensuadas que necesita la industria", concluyó.

En tanto que el gobernador Capitanich advirtió que a pesar de tener una ubicación estratégica para el desarrollo industrial como nexo con el MERCOSUR y el corredor Atlántico Pacifico, la Provincia debió resignarse todos estos años a la mera producción sin la posibilidad de sumar el valor agregado por falta de inversiones y gestiones públicas que generen las condiciones para la instalación y el desarrollo de industrias. Por ello, la política actual tiene como premisa fundamental el despliegue industrial a través de inversiones estratégicas que promuevan las inversiones privadas.

No obstante, más allá de propiciar obras estratégicas para la industrialización de la producción como el ferrocarril Belgrano Cargas, la hidrovía Paraná – Paraguay, el corredor bioceánico, el acueducto, el electroducto, entre otros, el Gobierno también se encargó de la logística de las cadenas de valor. Se cumplió así el objetivo principal que en la Provincia se consuma lo que se produce, garantizando no sólo la productividad y comercialización sino la reducción de costos, competitividad y hasta contención de precios al consumidor. Así, el Chaco ha pasado de importar la gran mayoría de lo que comercializaba a integrar las cadenas: cárnicas, hortícola, foresto-industriales y textil.

Sin embargo, el primer mandatario advirtió que aún queda mucha tela por cortar, para lo que se deben lograr consensos sociales que den lugar a una verdadera política industrial que persiga el desarrollo integral del país, basado en las ventajas comparativas en las regiones. "Si la sociedad no permite este enfoque federal sólo habrá políticas artificiales. Además también hay que definir políticas activas para el desarrollo a largo plazo que necesariamente significa inversión y tipos de cambios competitivos", expresó Capitanich.

EN EL CAMINO A LA INDUSTRIALIZACIÓN PROVINCIAL

El presidente de la UIA festejó la participación del gobernador de la provincia en el encuentro y destacó la capacidad del Gobierno por diseñar políticas industriales que compensen las desventajas de invertir en el interior en vez de hacerlo en sitios cercanos al mercado de consumo. "Para que las industrias escojan radicarse en estas provincias se requieren políticas que compensen las distancias y los costos adicionales de de producción. La política destinada al desarrollo integral de la provincia a través del crecimiento industrial es acertada", aseguró.

A partir de 1976 el Chaco inició el proceso de desindustrialización devastador que se tradujo en desempleo, migraciones internas y pobreza estructural. Para combatir estos problemas estructurales, el Gobierno del Chaco consideró que el arma fundamental era la inversión estratégica para el desarrollo industrial que permita sumar el valor agregado a la producción y generar crecimiento, demanda y empleo.

Así es como luego de años de participar de más del 65 por ciento de la producción algodonera del país, logró finalmente constituir la cadena de valor textil, con la radicación de la industria Santana Textil que creó centenares de empleos que se multiplicarán a través de un nuevo proyecto de la firma por el cual duplicarían la inversión inicial.

Actualmente el parque industrial de Puerto Tirol ha superado su capacidad de instalación con diversos emprendimientos industriales textiles, madereros, frigoríficos, producción de arrabio, armado de motocicletas y proyectos de todo tipo.

LAS POLÍTICAS NACIONALES ESPERADAS POR AÑOS

El gobernador sugirió que es una buena oportunidad para que el Chaco a través de sus actores del sector industrial pueda contar su verdad. "Contar que durante muchos años los chaqueños esperamos del Estado nacional las políticas que nos permitan generar las condiciones para radicar industrias y las constituir cadenas de valores que generarán el empleo que necesitamos. Hoy, lo estamos logrando a través del trabajo en conjunto entre los diversos sectores y los gobierno provincial y nacional", remarcó.

Sin embargo, sugirió que sigue siendo insuficiente para satisfacer la demanda laboral provincial. "Los chaqueños y las economías regionales necesitamos una mirada especial para aprovechar adecuadamente nuestros recursos naturales para integrar una cadena de valor y el desarrollo sustentable", advirtió el gobernador.

Comentá la nota