La Unión Europea condenó la represión en Irán que ya dejó más de 15 muertos

La Unión Europea expresó su condena a la represión y arresto de manifestantes de la oposición en Irán, y reclamó a Teherán respetar los derechos universales "evidentemente violados".
El bloque se manifestó en un comunicado de la presidencia "preocupada por la represión violenta y la detención arbitraria de los manifestantes en Irán".

Asimismo, expresó su "condena a cualquier forma de violencia contra quienes buscan sólo ejercitar su libertad de expresión y el derecho de asamblea".

"La UE defiende los derechos humanos y los valores democráticos. La libertad de expresión y el derecho de reunirse pacíficamente son derechos universales que deben ser respetados", advirtió.

Por su parte, el canciller británico, David Miliband, consideró "preocupante" la "falta de autocontrol" de las fuerzas de seguridad iraníes.

"Ashura es un momento de celebración religiosa y de reflexión, por lo cual es particularmente preocupante conocer estas noticias sobre la falta de autocontrol de las fuerzas de seguridad", sostuvo en un comunicado.

Mientas tanto, Amnistía Internacional (AI) también condenó la muerte de "entre 8 y 15" personas en los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y grupos de la oposición pro reformista y exigió a las autoridades que eviten "más derramamientos de sangre".

En un comunicado emitido desde su sede en Londres, la organización pro derechos humanos instó al Ejecutivo de Teherán a "garantizar el derecho a reunirse de forma pacífica y expresar su oposición al Gobierno actual de quienes asistan a los funerales y las conmemoraciones en los próximos días y semanas".

Hassiba Hadj Sahraoui, subdirector de AI para Oriente Medio y el Norte de África, subrayó que "la pérdida de vidas durante la Ashura (fiesta más importante y sagrada del calendario islámico chií) era completamente evitable y el deslizamiento hacia un mayor derramamiento de sangre debe acabar ahora".

Según Sahraoui, "la espiral de violencia está creciendo en Irán y el uso excesivo de la fuerza por las fuerzas de seguridad parece contar con una resistencia sin precedentes de los manifestantes".

Además, AI pidió a la República Islámica que permita acceder al país a expertos en derechos humanos independientes para llevar a cabo "una investigación de las continuas violaciones de derechos humanos".

Comentá la nota