Unión Pro copó la fiesta del campo.

Unión Pro copó la fiesta del campo.
Los principales referentes del Acuerdo Cívico y Social no fueron a la inauguración de la Rural.
El Acuerdo Cívico y Social fue quien más diputados aportó a la causa ruralista en las últimas elecciones. La carta del vicepresidente Julio Cobos despertó la mayor ovación de las tribunas. Pero la postal política que ayer dejó la inauguración de la exposición de la Sociedad Rural Argentina (SRA) fue claramente properonista o, al menos, disidente.

En la primera fila del palco oficial estuvieron el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, y el reciente ganador de los comicios bonaerenses, Francisco de Narváez. La ubicación no sólo les dio mayor visibilidad, sino que también les permitió mostrarse cerca de la cúpula agraria.

Macri compartió el centro del palco con el presidente de la Rural, Hugo Biolcati, con quien dialogó durante gran parte del acto. El jefe de gobierno aplaudió varios pasajes del discurso inaugural, incluso los más duros hacia el Gobierno. "Fue crítico pero moderado, muy respetuoso", evaluó luego para destacar que "el campo protesta, pero dialoga".

Rodríguez Saá se sentó cerca del presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, con quien conversó largamente hacia el final del acto. En rigor, fue casi un monólogo del gobernador, sólo interrumpido por breves respuestas del ruralista, que durante la ceremonia prefirió el bajo perfil.

De Narváez, por su parte, se ubicó junto al ex presidente de la SRA, Luciano Miguens, con quien compartió algunas impresiones, como el "equilibrio", como lo calificó, del discurso de Biolcati. "Es importante que se pueda bajar el nivel de conflictividad, sin perder la firmeza", le dijo a LA NACION.

El líder de Unión Pro fue, sin dudas, el político que más adhesiones cosechó y hasta compitió con el popular Alfredo De Angeli a la hora de firmar autógrafos y tomarse fotografías. Claro que también se lo vio tragar saliva al recibir el saludo del bombista justicialista Carlos "El" Tula, presente en el sector oficial.

Algunos productores lamentaron la ausencia del senador Carlos Reutemann y tampoco pasaron inadvertidas las inasistencias de los gobernadores Hermes Binner y Juan Schiaretti.

Pero más evidente fue el faltazo de la cúpula del Acuerdo Cívico y Social. Sin Elisa Carrió, Gerardo Morales, Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín, la fuerza estuvo representada por la senadora María Eugenia Estensoro y los diputados Patricia Bullrich, Juan Carlos Morán y Pedro Morini, además de Ricardo López Murphy.

Con un discurso rural que lejos estuvo de la dureza del lunes, no sólo se perdieron el sol y los desfiles.

Comentá la nota