Unión PRO cierra en Tandil la campaña del interior bonaerense

De Narváez, Solá y Macri buscarán reforzar su afinidad con dirigentes agropecuarios, en el tramo final rumbo a las legislativas del 28
Francisco De Narváez, Mauricio Macri y Felipe Solá buscarán mañana reforzar su afinidad con los dirigentes agropecuarios, cuando encabecen el cierre de la campaña electoral en el interior bonaerense en el distrito de Tandil.

Los jefes del frente político entre macristas y peronistas disidentes eligieron la ciudad enclavada en el sudeste de la Provincia para intentar ganar terreno en la pelea con el Acuerdo Cívico y Social en la intención de voto de los ruralistas.

La mayor atención estará puesta en las presencias de los dirigentes agrarios que acompañarán a los líderes opositores, entre los que se especula que puedan estar el ex presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) y asesor del PRO, Luciano Miguens, y el titular de la Federación Agraria Argentina (FAA) de Entre Ríos, Alfredo de Ángeli.

Ambos referentes del campo acompañaron a De Narváez y Solá en una acto de campaña en la ciudad de Pergamino, cuando Unión-PRO presentó sus proyectos para el campo como modo de consolidar el lazo con los ruralistas.

De hecho, De Ángeli acompañó a De Narváez en recorridas por el conurbano bonaerense aunque las últimas declaraciones polémicas del entrerriano, que se valió del rechazo de sus propios pares, puso un signo de interrogación en la presencia.

Este acto será el último que realizarán al interior bonaerense a casi una semana de las elecciones legislativas y dará comienzo a las 11:30 en las adyacencias del hipódromo tandilense, ubicado en la calle Darragueira esquina Peyrel.

Se prevé que hasta allí lleguen caravanas de vehículos provenientes de distintos puntos del interior bonaerense, según deslizaron los organizadores.

Mientras tanto, en el marco de la campaña, en la ciudad de La Plata se intensificó la entrega "casa por casa" de las boletas que llevan los nombres de los candidatos de Unión-PRO para las elecciones del 28 de este mes.

"Se ha inundado la ciudad de las boletas de Unión-PRO", señalaron fuentes partidarias al dar cuenta del reparto que se hizo en los últimos días en los domicilios de la capital bonaerense.

En tanto, el primer candidato a diputado nacional de la alianza política pronosticó su triunfo en las próximas elecciones aunque reiteró que tendrán "una actitud muy prudente" al sostener que quieren "darle certezas a la gente y no generar conflictos innecesarios".

"Después de la elección todos juntos tenemos que trabajar para devolverle la confianza a la gente y colaborar con el gobierno de Cristina Fernández desde el poder legislativo resolviendo los problemas y no generando conflictos innecesarios", continuó.

De Narváez señaló que en lo que se refiere a la renovación de la Cámara de Diputados "el kirchnerismo ya perdió y esto es bueno para el equilibrio de los poderes".

En cuanto al resultado en votos de la provincia de Buenos Aires admitió que "será una elección muy pareja" aunque volvió a apuntar a la fiscalización electoral: "si esta vez contamos bien los votos, ganamos", afirmó.

"¡Qué bueno sería que (Néstor) Kirchner se animara a debatir de cara a la sociedad para sostener lo que el llama el modelo!", exclamó, en un nuevo pedido al ex presidente y primer candidato del oficialismo en Buenos Aires.

Comentá la nota