Uniformes policiales: niegan sobreprecios en la licitación

El funcionario policial responsable de la compra de 18.500 uniformes explica por qué los costos de la indumentaria adquirida son más altos que en los comercios.

Subraya que por su calidad, cantidad y condiciones de mercado, no son comparables. Y que se lograron precios mejores que en otras licitaciones similares de otras fuerzas.

El comisario mayor Marcelo Egido, jefe de la división Logística de la Policía de la provincia, respondió a los cuestionamientos que se formulan sobre la licitación por la que se adquieren 18.500 uniformes.

En diálogo con la prensa subrayó que "los precios son de plaza y corresponden a la licitación pública hecha por el gobierno provincial".

Destacó que la licitación santafesina logró cotizaciones más económicas que en otras fuerzas de seguridad y comentó "si ustedes entran a la página Argentina Compra (ver aparte) van a ver los precios de uniformes con que compran las policías provinciales y las fuerzas nacionales: el precio que obtuvo Santa Fe es mucho menor".

Cuando un periodista le preguntó por qué una prenda de las licitadas tiene un valor considerablemente más alto que en los comercios, expresó: "Habría que preguntarle a los comercios locales por qué no participaron de la licitación... No puedo hablar por ellos, pero me imagino que no es fácil hacer 18.500 uniformes. Sobre todo de la calidad que se ha comprado porque la policía va a recibir una prenda de mucha calidad. Y además son prendas uniformes, cuya calidad, cuya uniformidad de materiales y color por ejemplo, debe pasar por pruebas a cargo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti)".

El comisario dijo que las empresas que participaron de la licitación pública y que ganaron con sus cotizaciones superaron entre un 6 y un 7% el precio oficial. Explicó que las empresas "visten a otras fuerzas: Gendarmería, Policía Federal, Ejército, Policía del Chaco. Son en general de la Capital Federal y provincia de Buenos Aires".

Ante otra consulta comentó: "Es razonable lo que se va a pagar en relación a la calidad de las prendas y al mercado de plaza; hablamos de una licitación de 18.500 uniformes".

Explicó sobre las comparaciones entre las prendas que hasta ahora compraban los policías y las que compra el Estado que "una cosa es el mercado del pequeño comercio que vende unas pocas unidades" y muchas veces compra en el mercado informal, y otra la de una licitación por 18.500 unidades, con las exigencias de un pliego.

Señaló que bajo esas condiciones el número de oferentes y de prendas aceptables en cantidad y calidad, cambia.

"Desde el Estado hay una exigencia de cierta calidad que se somete a una evaluación de la máxima autoridad en esto que es el Inti", un organismo científico que pertenece al Sistema Tecnológico Nacional.

"No es que los proveedores entregan las prendas y asunto terminado. Exigimos un año de garantía para los zapatos, y hablamos del uso que le da al calzado un policía, que tiene un desgaste mayor que en otras actividades. Y cada entrega está sometida a la verificación de calidad del Inti", destacó.

Proceso

"No hicimos nada contradiciendo al Inti. El tema más difícil para uniformar 18.500 prendas (desde zapatos a camperas, pasando por camisas y pantalones) es el color y sus pasafallas", es este instituto el que mide esas diferencias de color y tonalidad, y que verifica que la identificación del policía sea idéntica en toda la provincia. Hoy la policía compraba el color que le parecía similar al del resto de la fuerza.

"Para el pliego hemos fijado una tolerancia de pasafalla que es de 1.5 (un término técnico para la industria textil) y es ese límite el mismo que tienen todos los pliegos que se utilizan para la compra de uniformes en las policías provinciales y nacional", destacó.

Comentó que "en el rubro camisas mangas largas no tenemos oferentes que hayan alcanzado ese nivel de exigencia. Es un rubro en el que pagamos por la inexperiencia porque no agregamos al pliego que ante el caso de no obtenerse esa uniformidad en el color pueda tolerarse (si ningún oferente califica) el pasafalla más cercano. Eso es algo a corregir", dijo el funcionario que por primera vez enfrenta una licitación de este tamaño.

Comentá la nota