Unificaron la investigación por los enterramientos clandestinos

Cantidad. Son al menos diez causas las que fueron unificadas, pero no son las únicas. Los organismos de derechos humanos estudian denuncias que están en su poder y la fiscalía lleva adelante sus propias averiguaciones.
Una de las tareas, con las que más énfasis se trabajo este año en la Fiscalía y la Secretaría de Derechos Humanos de la Justicia Federal, fue en las causas de enterramientos clandestinos durante la última dictadura militar.

Según explicó el titular del Instituto Espacio por la Memoria, Luís Garay, la información más importante que manejan, está relacionada con la unificación de las causas que investigan los enterramientos anómalos.

La unidad de las causas, permite avanzar con mayor celeridad y orden en las investigaciones, se podrán solicitar fondos para todos los casos que se investigan, en vez de solicitarlos a medidas que avance cada una de las causas de manera individual.

Según explicó Garay, los organismos llevan adelante sus propias investigaciones, receptando denuncias sobre cualquier tipo de enterramiento hecho de manera irregular durante la última dictadura.

También se sabe que la comisión ad-hoc de la fiscalía a cargo de José Manuel Díaz Vélez, sigue sus propias pistas sobre otras causas de tumbas irregulares, que podrían pertenecer a víctimas de la dictadura militar o del “Operativo Independencia”, desarrollado en los montes tucumanos.

Este año hubo varias causas que EL LIBERAL, dio a conocer a medida que avanzaban las investigaciones, tales como la de Norma Delia Sibantos, enterrada ilícitamente en Clodomira e identificada este año en Santiago. También se conoció el caso de un joven arrojado desde una aeronave en Pozo Hondo. La última denuncia, fue sobre dos cadáveres enterrados en el cementerio capitalino La Piedad.

Pero en las causas unificadas están incluidos algunos casos que no se hicieron públicos.

En Puerta Chiquita, en el departamento Guasayán, en los 70, se encontraron tres cuerpos calcinados. Otro de los casos que se investigan está relacionado con un cadáver que se encontró en una finca del departamento Loreto. También se encontraron cuerpos en la localidad de Laprida, en el departamento Choya. En ese mismo departamento, pero en el poblado de Villa La Punta, se realizó un macabro hallazgo en el año 1982. En un panteón de la familia Gómez se encontró un ataúd que no pertenecía a la parentela, cuando se abrió el féretro, se descubrió a una mujer rubia, de mediana edad, en cuyo cadáver se distinguían dos orificios de bala.”

Comentá la nota