Unidos por la cuestión social

Unidos por la cuestión social
Los integrantes del Acuerdo Cívico y Social dejaron al margen sus conflictos y consensuaron varias iniciativas para impulsar en el Congreso, entre ellas una para establecer el ingreso universal a la niñez. El cobismo no fue de la partida.
Los presidentes de los bloques legislativos del Acuerdo Cívico y Social buscaron ayer dar un gesto de unidad después de los primeros conflictos que se produjeron entre Elisa Carrió y el resto de los integrantes del ACyS, en relación con la convocatoria al diálogo realizada por el Gobierno. Reunidos en el Congreso, el presidente de la UCR, Gerardo Morales, y los titulares de las bancadas de diputados del radicalismo, Oscar Aguad; el socialismo, Silvia Augsburguer, y la Coalición Cívica, Adrián Pérez, afinaron el lápiz para unificar los proyectos presentados por cada fuerza sobre temas sociales y que tratarán de impulsar en el Parlamento, como el ingreso universal a la niñez y la implementación de la tarifa social. "Acordamos algunos temas de la agenda legislativa dando prioridad a aquellos más urgentes", aclaró Morales. Aunque tienen previsto incorporarse al bloque radical a partir de diciembre, de la reunión no participó ningún legislador del espacio del vicepresidente Julio Cobos.

Durante el cónclave de ayer, los titulares de los bloques dejaron de lado cuestiones partidarias y se concentraron en unificar la actividad parlamentaria, para lo cual crearán equipos comunes. Entre los temas que trabajarán en conjunto, se encuentran la cuestión tarifaria, la política de ingreso ciudadano, la legislación delegada y los derechos de exportación. Según precisó Morales, entre las prioridades se encuentra el aumento de tarifas sobre el cual los legisladores desarrollarán dos ejes: "Uno para buscar dejar sin efecto los incrementos y otro para acordar un proyecto común de tarifa social".

Llamó la atención la ausencia de los cobistas, que últimamente habían aceitado sus relaciones con la UCR. De todas maneras, los legisladores acordaron volver a reunirse el miércoles próximo para terminar de pulir los proyectos y la postura que llevarán a las comisiones que comenzarán a reunirse en esos días, de cara a la sesión prevista para la primera semana de agosto.

El encuentro de ayer se produjo al día siguiente de que el titular de la UCR y su par del socialismo Rubén Giustiniani dieran los primeros pasos –sin Carrió, que está de vacaciones– en el armado de una "mesa nacional del Acuerdo Cívico y Social" con el objetivo de darle una mayor "organicidad" al espacio. Aunque todos los sectores ratifican la pertenencia y la necesidad de consolidar el ACyS, todavía son inciertos los alcances que tendrá la ruptura entre la líder de GEN, Margarita Stolbizer, y Lilita.

En principio, esta semana se produjo en el Parlamento bonaerense el primer quiebre concreto, donde los legisladores del ARI formaron un bloque propio, separando las fuerzas que integraban la Coalición Cívica. Dirigentes del ARI como del GEN le adelantaron a Página/12 que no descartan que suceda lo mismo a nivel nacional. De todas maneras, ninguno saldrá del paraguas del ACyS.

Más allá de ese encuentro, desde el socialismo se quejaron de las diferencias de organización que tienen ellos y los radicales con la Coalición Cívica. "La Coalición forma parte de esto pero tiene que definir de qué manera van a sumarse porque lo que queremos es hacer un acuerdo entre partidos políticos", le aseguró a Página/12 una fuente socialista que sigue de cerca el intento por darle un marco institucional a la alianza electoral. El martes próximo será el radicalismo quien visite la sede del socialismo.

Para los socialistas la creación de la mesa nacional del ACyS tiene dos objetivos centrales. Por un lado, consideran que es una forma de diferenciarse del "personalismo" de la derecha y, a su vez, una manera de "limar los liderazgos" dentro de su propio espacio. "Es una forma de democratizar las decisiones", deslizó una fuente del ACyS, en clara alusión a la actitud de Lilita de no concurrir al diálogo en Casa Rosada.

Comentá la nota