La unidad radical cada vez más lejana.

Luego de la intransigencia mostrada por los representantes del intendente Molina en la segunda reunión de la mesa de consenso el pasado miércoles al exigir para sí los tres primeros lugares en la lista de concejales en vista a las elecciones legislativas de octubre, fracasó la cena de la unidad convocada por “Encuentro Radical”.
Unas 120 personas participaron del encuentro que contó con la presencia del intendente Daniel Molina, el director de Seguridad Pública Diego Cersócimo, el presidente del HCD, Fernando Kuhn, Mario Diez, Secretario de Gobierno entre otros funcionarios del ejecutivo municipal.

Tanto RAPACA, sector liderado por el Dr. Juan Pablo Villarreal, ERA representado por el ex Secretario de Gobierno Alberto Esnaola y la CON, cuyo referente histórico en nuestro medio es el Diputado Nacional Pedro José Azcoiti justificaron su ausencia afirmando que “La unidad se construye con el diálogo, el consenso y el respeto por las ideas ajenas, cualidades que no se ven en los representantes del molinismo”.

Si bien no se dan por cerradas las negociaciones en pos de la unidad radical, la oposición del centenario partido sostiene por lo bajo que para ellos es una condición fundamental que la lista no sea encabezada por el actual presidente del bloque de concejales Gerardo Guridi ya que según afirman no tiene una buena relación con el resto de los concejales de la UCR y no ha logrado acordar lineamientos de acción política básicos para sostener una sana convivencia dentro del bloque oficialista.

Comentá la nota