La unidad peronista otra vez ausente en el Día de la Lealtad

Este 17 de octubre encontró al Justicialismo tucumano dividido. Por un lado, las autoridades partidarias encabezaron un acto en la sede provisoria de Salta al 500, mientras que, por otro, sindicalistas y dirigentes del peronismo disidente realizaron un homenaje a Juan Domingo Perón en el parque 9 de Julio.
Para los peronistas, la palabra unidad tiene gran significado. Fue la unidad el estandarte con el cual centenares de miles de trabajadores argentinos marcharon a la Plaza de Mayo aquel 17 de octubre de 1945, para recuperar las conquistas salariales y laborales que los militares les habían arrebatado y, fundamentalmente, lograr la liberación de su líder, Juan Domingo Perón, quien permanecía cautivo en la isla Martín García.

Para muchos, esa histórica jornada, en cuya conmemoración se instituyó el 17 de octubre como "Día de la Lealtad", fue la génesis misma del peronismo como movimiento obrero y político en el país.

Sin embargo, como viene sucediendo en los últimos tiempos, el Día de la Lealtad encontró ayer al peronismo tucumano dividido, con dos actos por separado, en los que se notó escasa participación popular y la "unidad" sólo estuvo presente en los discursos.

El acto oficial

La sede provisoria de calle Salta 520 fue el escenario elegido por las autoridades del Partido Justicialista (PJ) para desarrollar el acto oficial, que no contó con la presencia del gobernador José Alperovich.

Del evento, que comenzó a las 11.00 y fue encabezado por la presidenta del PJ y primera dama, Beatriz Rojkés de Alperovich, participaron el secretario general del partido y ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, el secretario general de la Gobernación, Ramiro González Navarro, el dirigente José María Franco, de la Juventud Peronista y el presidente subrogante de la legislatura Sergio Mansilla, entre otros.

"Encontramos a nuestro PJ de pie. Y hoy, el distrito Tucumán del PJ tiene el futuro más promisorio. Hoy tenemos un gobierno que es del Partido Justicialista, ajustado a la doctrina", expresó Jiménez, uno de los principales oradores del acto, que también fue presenciado por intendentes, legisladores, concejales y dirigentes alperovistas.

Por su parte, la edil capitalina Teresa Felipe de Heredia, una de las históricas del Justicialismo local, rememoró los históricos acontecimientos de 1945, destacando que "el 17 de octubre marca una vida en el pueblo argentino, el pueblo unido, sufriente, donde los pobres sólo existían para ser peones y maltratados. Ahí surgió alguien que se llamaba Juan Domingo Perón. Allí frente a un pueblo enardecido, porque no veía a su líder, empezó a clamar, a exigir, a patear, tanto así que los asustó a los gorilas y tuvieron que poner en libertad al general Perón, que salió a los balcones de la plaza de Mayo, que salió a su pueblo", recordó emocionada.

Otros de los oradores del acto oficial por el Día de la Lealtad, que culminó pasado el mediodía, fueron el ministro del Interior, Osvaldo Jaldo, y el concejal Hugo Cabral.

El encuentro disidente

A la misma hora en que el alperovismo desarrollaba el acto en la sede de Salta al 500, dirigentes sindicales y peronistas enfrentados con la actual gestión de Gobierno se congregaban en el parque 9 de Julio para conmemorar el Día de la Lealtad frente al Monumento a Perón, donde depositaron una ofrenda floral.

Del evento, que fue organizado por la CGT "rebelde" conducida por Jesús Pellasio, la CTA y las 62 Organizaciones Peronistas, participaron representantes de distintos gremios, entre ellos, la UOCRA (construcción), ATE (estatales), Taxistas y SADOP (docentes privados).

Además, estuvieron presentes algunos de los principales referentes del peronismo "ortodoxo", entre ellos, el ex vicegobernador de la provincia Julio Díaz Lozano, el actual secretario general de la UNT, Florencio Aceñolaza, los ex diputados, Antonio Isaac Guerrero y Agustín Avila y el ex legislador provincial Alejandro Sangenis.

En el acto del justicialismo disidente, los principales oradores fueron Avila, Sangenis, Díaz Lozano, Martín Rodríguez (ATE) y Pellasio, cuyos discursos coincidieron en un llamado a "reconstruir el peronismo" y a "trabajar por la unidad del movimiento obrero".

Los dirigentes también hicieron hincapié "en la necesidad de insertarse en el Peronismo Federal" que encabezan los disidentes al kirchnerismo Eduardo Duhalde, Felipe Solá, Ramón Puertas y Carlos Reutemann, entre otros, "para comenzar a trabajar en un proyecto nacional", según afirmaron.

Críticas al alperovismo

Como era de suponer, en el acto abundaron las críticas al alperovismo, el cual, aseguraron, "demuestra una falta de contenido social en sus políticas de Estado".

"Debemos lograr la unificación del peronismo no alperovista, tanto en el sector político como sindical, para trabajar en la recuperación del partido, en su esencia y doctrina justicialista. El Gobierno no defiende los derechos de los trabajadores ni ejerce la justicia social. No hay un trabajo para mejorar la situación del conjunto de los trabajadores tucumanos y sus familias", disparó Pellasio, quien tuvo a cargo el discurso de cierre.

El sindicalista advirtió que "este Gobierno, que se dice peronista, no puede seguir haciendo oídos sordos frente a las necesidades de los trabajadores, que son la columna vertebral del Justicialismo. No puede existir un Gobierno que se diga peronista pero efectúe pagos de sueldos en negro, promoviendo la precariedad laboral, y que no haga lugar a la amplia gama de reclamos salariales y laborales, no sólo de los trabajadores de la salud, que son un claro ejemplo, sino de todos los demás sectores", sentenció Pellasio.

Comentá la nota