La unidad oficialista con fecha de vencimiento

El diputado Osvaldo Mércuri anunció su apoyo a Solá, aunque por ahora no se separará del Frente para la Victoria. Desde su agrupación aseguraron que “una veintena” de legisladores provinciales “lo acompañarán”. Se espera que en 2009 se fracture la bancada que ahora cuenta con mayoría propia
La calma que precede a la tormenta está terminando en el bloque oficialista de la Cámara baja bonaerense. Muchos de los legisladores provinciales disconformes con el kirchnerismo y la conducción de su bancada ya se están encolumnando con el ex gobernador Felipe Solá. El primero en tomar la posta es el ex presidente del cuerpo Osvaldo Mércuri, que ayer oficializó su apoyo al actual diputado nacional.

A pesar de que Mércuri aseguró a Hoy que aún no planteará una ruptura con el bloque y que todavía no habló de una separación con ninguno de sus compañeros, desde la Liga Peronista Bonaerense (Lipebo), que encabeza el legislador de Lomas de Zamora, aseguraron que “hay una veintena de diputados provinciales que acompañarán la actitud de Osvaldo (Mércuri), pero en forma progresiva, porque no se quiere causar ningún daño institucional”.

Mercuri anunció que “la idea es formar una fuerza en la Provincia y en Lomas de Zamora que reconforte al movimiento justicialista a partir del consenso y del disenso”, y adelantó que es muy probable que integre un armado político junto al ex gobernador para las elecciones legislativas de 2009 y las presidenciales de 2011.

Sin embargo, la ruptura definitiva del bloque oficialista en la Cámara baja se produciría recién a principios del año que viene, para evitar complicarle la gestión a Scioli, con quien Solá tiene buena relación. Además, para esa fecha comenzarán a definirse las candidaturas para las próximas elecciones legislativas de 2009, en las que seguramente participará el armado político que está gestando el ex gobernador y terminarán de dividir las aguas en el peronismo provincial.

Con vistas a esos comicios, el lunes pasado Solá rompió definitivamente con el Frente para la Victoria y conformó un nuevo bloque peronista anti K en el Congreso nacional. Al respecto, Mércuri dijo que acompaña las críticas del ex gobernador porque “en el bloque de diputados (oficialista) nacional no se puede discutir”. Sin embargo, aclaró que “no pasa lo mismo a nivel provincial” y que continuará “en el bloque porque tengo la libertad y la militancia de muchos años como para expresarme de manera distinta”.

En la Cámara baja bonaerense el oficialismo cuenta con la mayoría propia. Posee 58 de los 92 diputados. Sin embargo, cada vez que hay rumores de separación muchos de ellos aclaran que “es un bloque muy heterogéneo, donde conviven distintas expresiones”. Dentro de esa heterogeneidad están los ex duhaldistas, que formaban el bloque del PJ en los tiempos de Solá en la Gobernación y que estaban enfrentados con los ex felipistas, que respondían al entonces gobernador. A ellos se sumaron los ultrakirchneristas, los sciolistas puros y los piqueteros, entre otros subgrupos.

Todos los sectores se unificaron en un único gran bloque cuando Scioli asumió en la Provincia. Pero las divisiones aparecieron desde el arranque. Un grupo de doce diputados, encabezado por el ex funcionario y amigo personal de Solá Ismael Passaglia, amagó con separarse por haber quedado relegado en el reparto de cargos de la Cámara. Esas diferencias se superaron cuando algunos de ellos lograron acoplarse a la actual conducción de la bancada, pero otros siguen disconformes y se sumarían a un nuevo armado político.

Además de ellos, muchos de los ex duhaldistas verían con agrado volver a responder a su antiguo jefe político, el ex presidente Duhalde, que ahora está muy cerca de Solá en el armado del peronismo opositor.

Comentá la nota