El único sanjuanino inventor seleccionado para Innovar 09

Se llama Jaime Fullana y logró importantes avances sobre una máquina sembradora de ajo.
Con el entusiasmo y la ansiedad de un chico de 15 años, Jaime Fullana (que tiene 64) cuenta los días para que llegue la 5ta Exposición de Innovar 2009, es que él, con su máquina sembradora de ajos, es el único sanjuanino elegido entre 2.63 proyectos de todo el país para participar del evento que premia los mejores desarrollos tecnológicos del país.

Este autodidacta en metalmecánica se destacó por las mejoras realizadas a una sembradora de ajo, "para mi no fue difícil porque tengo ojo clínico para esto, y como en todo, hay que insistir hasta que las cosas salgan bien", dijo con una sonrisa.

Esta actitud le valió un lugar en este espacio de encuentro donde emprendedores, diseñadores, investigadores y estudiantes de todo el país dan a conocer sus propuestas novedosas. "Haber llegado a ser seleccionado entre tantos proyectos de la Argentina, ya es importante y mi premio es todos puedan ver la máquina", destacó Fullana.

El hombre nació en Angaco, pero desde chico vivió en Concepción y hoy continúa con su taller en esa zona. No estudió en las escuelas especializadas, "aprendí sólo porque esto siempre me gustó. Además mi padre era agricultor y siempre estuve en contacto con el campo", dijo.

La máquina sembradora de ajos de Fullana tiene una serie de mejoras y adaptaciones realizadas en base a un modelo de cosechadora española, entre las más importantes están: No lastima el bulbo a plantar, se puede regular la cantidad de ajo a sembrar, y tiene un dispositivo de control que sólo permite que salga un bulbo por vez, aunque vayan dos juntos.

"Todo esto lo fui haciendo de a poco y siempre con la consulta permanente a quienes más saben que son los productores de ajo. Por eso tal como quedó ahora la máquina ellos me dicen, «ya está perfecta Fullana, no la toque más»", contó.

¿Cómo funciona

La máquina tiene cuatro tolvas -contenedores- donde se carga el bulbo del ajo, con una capacidad para sembrar 180 metros. La máquina va plantando en cuatro bordos a la vez y colocando un bulbo cada 7 centímetros, en cada salida de tolva. Las semillas de ajo van saliendo en hilera desde la tolva hacia la manga que la deposita en el suelo, donde un brazo de la misma máquina fue abriendo el surco. Una vez depositado el ajo otro brazo colocado atrás va tapando la semilla que queda inmediatamente protegida del sol.

Fullana ya construyó tres máquinas con estos arreglos y las alquila a $250 por hectárea, el productor debe poner el tractor y otros dos obreros que vayan controlado la siembra. "Esta es una solución para épocas donde no se consigue mano de obra o para zonas alejadas que también tienen problemas al momento de conseguir trabajadores. Además es muy adaptable a zonas de ripio y piedra", destacó el hombre.

Comentá la nota