Unica orden de no cobrar el pavimento

El intendente no encontró hasta ayer un caso similar en las consultas que realizó a otros jefes comunales. Y se reunió con concejales vecinalistas y de la oposición que acompañaron el cobro de las 50 cuadras. Allí se habló del caso y también de seguridad

De todas las consultas que efectuó el intendente Sánchez a otros municipios, surge que hasta el momento solamente Tres Arroyos ha recibido la orden desde la Nación de no cobrar las obras de pavimento con los subsidios otorgados, lo que de terminar siendo así pasaría a ser algo más que sugestivo.

Ayer, Sánchez convocó a los concejales vecinalistas y aquellos de la oposición que acompañaron el proyecto de cobro para las cincuenta cuadras, que involucra al Barrio Los Aromos, Claromecó y Orense, precisamente para informarles de la situación, y allí les manifestó que de las consultas que realizó a distintos intendentes, en ningún caso habían recibido la misma orden que le fue dada vía telefónica el jueves por la noche desde el Ministerio de Infraestructura de la Nación.

Por lo tanto, cobra más fuerza la necesidad de una explicación por parte de algún funcionario de la Nación acerca de los motivos que llevaron a dar esa orden a Tres Arroyos, aunque se deduce que todo tiene que ver con los problemas que generó la puesta al cobro de la obra después de iniciada, y sobre todo cuando nunca antes de las elecciones se habló de recupero.

Si bien en el contexto general de las 300 cuadras el registro de oposición no superó el 20 por ciento, no es para desestimar que hayan sido algo más de mil los vecinos que se negaron a la obra, un dato no menor para un gobierno nacional muy susceptible a la reacción de la gente cuando de no pagar algo se trata, por caso los aumentos de gas y electricidad vueltos atrás.

Y Tres Arroyos no es una isla, sino que para los Kirchner es una ciudad que ha sido tenida siempre muy en cuenta, y este hecho de alguna manera pareciera que no se les pasó de largo.

Mientras tanto la obra de repavimentación continúa, y no hay indicio alguno por el momento que sobre determinada alteración en su normal desarrollo, con la diferencia que ahora los vecinos miran con otro ojos el nuevo pavimento de varias cuadras, los trabajos previos en otras y quienes no lo querían ahora lo añoran, a la par que no pocos tresarroyenses se desilusionaron de la posibilidad de contar con alguna obra para su barrio con el recupero de la repavimentación.

Asimismo, el intendente no desestima mantener un encuentro con algún funcionario nacional que le explique las razones de la decisión tomada sobre Tres Arroyos, fundamentalmente si se sostiene en el tiempo el hecho de que la orden de no cobrar ha sido direccionada a este municipio únicamente.

En relación a la obra, ya se han colocado los primeros arcos para evitar el paso de camiones por fuera de lo que será el nuevo corredor de tránsito pesado, cuya ordenanza se está definiendo para tratarla en la próxima sesión.

Comentá la nota