En la UNCA se debate si se aceptan fondos de la minería

Muchos en la Universidad de Catamarca no lo saben, menos afuera de ella, la comunicación no es lo que mejor funciona en nuestra Casa de Altos Estudios, pero el rector Flavio Fama instruyó a los decanos de las distintas facultades para que organicen debates de donde surjan mandatos sobre si se aceptan, o no, los fondos provenientes de la minería.

Por estos días, si es que no lo resolvieron ya, las distintas facultades de la Universidad Nacional de Catamarca deben zanjar en asambleas abiertas si se acepta, o no, fondos provenientes de la minería.

El tema de la minería a gran escala, a la que se cuestiona porque utiliza sustancias tóxicas y métodos extractivos depredadores, que además contamina las napas de agua y el medio ambiente, no es nuevo, pero es la primera vez que en un organismo que depende directamente del poder político provincial se pone sobre el tapete.

La Universidad local, que funciona como un apéndice del Gobierno provincial radical, tampoco nunca aceptó tratar el tema de la posibilidad de contaminación, y quienes lo hacían internamente, nunca fueron escuchados institucionalmente.

Esto recién ocurre ahora, casi en coincidencia con una revuelta que se suscita en muchas universidades del país, muchos de cuyos docentes y alumnos rechazan los fondos que provienen de la minería a través de YMAD.

Yacimientos Mineros de Aguas de Dionisio mantiene una relación contractual con Minera Alumbrera para la explotación de minerales en nuestra provincia, y de ese negocio millonario piensa repartir entre las universidades de todo el país cerca de 30 millones de pesos.

En todas las universidades las cuentas están en rojo, la de Catamarca ni hablar, por eso las autoridades necesitan imperiosamente esos fondos, pero a pesar de esa necesidad "la rebeldía ética" de docentes y alumnos crece, "y se propaga por universidades públicas de todo el país", y no solo eso, algunas universidades proponen que se aprueben Códigos de ética para que casos como el de Alumbrera "no se repitan, y sirvan para transparentar el financiamiento de las universidades públicas".

Eso es lo que se debate, no se sabe que tan ampliamente, porque muchos en la UNCA no saben de dicha posibilidad, si se aceptan o no los fondos provenientes de la minería.

La posibilidad del debate, aunque tardía, es buena, y ojalá sirva para que se debatan todas las aristas de un tema tabú hasta ahora; por ejemplo, la UNCA también podría formar un Comité de Expertos, que integrado con profesionales de distintas facultades, audite resultados de los análisis de las políticas ambientales que se llevan adelante en Minera Alumbrera. Eso es lo que ya resolvió el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Tucumán.

Comentá la nota