Unasur reiteró que no reconocerá las elecciones hondureñas del domingo

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) no reconocerá las elecciones que se celebrarán el domingo en Honduras, organizadas por el régimen de facto, afirmó el viernes en Bruselas el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien exhortó a la Unión Europea (UE) a tomar la misma decisión.
"La decisión de Unasur está tomada: no vamos a reconocer las elecciones bajo el gobierno de facto" de Roberto Micheletti, que en cambio serán reconocidas por Estados Unidos, declaró Correa tras dar una conferencia sobre las relaciones entre América Latina y la UE en Bruselas.

"Espero que la Unión Europea" adopte la misma postura que Unasur, subrayó el dirigente ecuatoriano y presidente pro témpore de la alianza formada por los doce países sudamericanos, quien se encuentra de visita oficial en Bélgica.

"Ahora vamos a ver quién es quién, quién cree en la democracia y quién no", enfatizó el presidente.

Perú, miembro de Unasur, anunció sin embargo que sí reconocerá las elecciones previstas en Honduras para el 29 de noviembre.

La Unión Europea todavía no anunció si reconocerá las elecciones del domingo, pese a no mantener contactos directos con el gobierno de facto.

"¿Cómo vamos a hablar de algo que todavía no ha ocurrido? No puedo especular sobre cuál será la reacción de la UE tras los comicios", declaró Christiane Hohmann, portavoz de la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.

Correa criticó la pasividad de Estados Unidos ante el golpe de Estado que echó del poder a fines de junio al presidente Manuel Zelaya y aseguró que Washington "si quisiera, podría resolver la crisis mañana", retirando el "apoyo" que brinda a las fuerzas armadas.

Según el dirigente ecuatoriano, algunos sectores en Ecuador, Bolivia y Venezuela "si pudieran" emularían el golpe de Estado, pero "gracias a Dios" sus gobiernos cuentan "con un gran apoyo popular" que lo impediría.

Unos 4,6 millones de hondureños están convocados a las urnas el domingo para elegir al nuevo presidente, a los diputados del Congreso Nacional y a las autoridades municipales para el período 2010-2014.

El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, que fue mediador en la crisis hondureña, se sumó a la postura de Estados Unidos y afirmó que reconocerá al ganador de las elecciones.

Comentá la nota