Unas Lucas en rojo

Boca podría tener un balance con pérdida luego de 13 años. En la CD, hay quienes quieren vender rápido a Viatri-Gaitán para evitarlo y otros prefieren no apurarse.
La discusión está planteada en el corazón de la dirigencia de Boca: aceptar la oferta de un grupo empresario de 4.000.000 de dólares por el 50% de los pases de Lucas Viatri y de Nicolás Gaitán o cerrar el balance en rojo por primera vez en 13 años. Ayer, hasta bien entrada la noche, ese tema se trató en la Bombonera (Bianchi, London, Angelici y Ameal) y tras casi cinco horas, se pasó a un cuarto intermedio para sondear al resto de la CD.

"Estamos avanzando, pero no estamos convencidos de vender. Hay quienes no están seguros de negociar porcentajes de jugadores que pueden llegar a explotar y valer mucho más. Pero lo interesante es que hoy estarían bien vendidos y con esa plata además cerrás el balance", le explicó un importante dirigente a Olé.

El cierre del ejercicio 08/09, que se presupuestó con ingresos por 145.812.000 de pesos y gastos por 138.751.000, en caso de no cerrarse la venta de dichos porcentajes, estaría entre $8.000.000 y $10.000.000 en rojo. Y la preocupación que existe en el oficialismo tiene que ver con que podría ser el primero negativo desde que asumió Mauricio Macri y por la utilización política que podría hacer la oposición. El último cierre en rojo fue en el ejercicio 05/06, con Antonio Alegre al frente de la institución.

El problema con el que se encontró esta dirigencia no tiene que ver solamente con errores de gestión, como pagarle alquileres inmobiliarios de 3.000 dólares a jugadores que ganan cerca del millón, sino también con la crisis global que afecta al mercado del fútbol y que hace que los clubes argentinos pierdan su capacidad de vender jugadores a cifras extraordinarias. Justamente, en los dos balances anteriores habían ingresado las transferencias de Fernando Gago y Ever Banega (alrededor de 25.000.000 de dólares cada una).

Para este ejercicio se esperaba transferir jugadores por 36.000.000 de pesos y que gran parte de ese dinero saliera de la venta de Rodrigo Palacio, pero como finalmente el delantero primero no quiso irse y luego sufrió problemas físicos... "Los balances siempre cerraban porque vendíamos. Ahora se compró un jugador con un contrato especial como Riquelme y no se vendió a Palacio", agrega otro dirigente.

Para el cubrir ese hueco, se sumaron apresuradamente en las últimas horas los ingresos por los nuevos sponsors (2.500.000 de dólares), la venta del 50% de Nicolás Bertolo (U$S 1.800.000), el uso de la opción por Pablo Migliore (500.000 verdes), el préstamo de Leandro Gracián (120.000 euros) y la venta de Jonatan Maidana (1.400.000 euros).

Así y todo, todavía falta para evitar que el pasivo supere al activo y el balance cierre. Hay quienes pretenden aceptar la oferta por los dos pibes y quienes no. Lo que está claro es que si los dirigentes no dicen que sí hoy o en los próximos días, los números de Boca estarán en rojo después de mucho tiempo.

Comentá la nota