Unánime rechazo sindical al "aguinaldazo" neuquino

Tanto en los gremios alineados en la CTA, como en UPCN, se rechazó la modalidad de pago del Sueldo Anual Complementario. Hubo intimaciones por carta documento, y advertencia de medidas de fuerza.
Como era previsible, la confirmación que hizo el gobierno de un pago escalonado desde el 17 de este mes hasta el 21 del mes siguiente del aguinaldo, provocó una fuerte reacción en los sindicatos de empleados públicos.

El rechazo a la decisión del gobierno de Sapag -argumentada en función de la endeblez de las finanzas públicas- fue unánime. Así, mientras desde los sindicatos alineados en la CTA se prometieron paros y movilizaciones que se harán en las próximas horas, desde UPCN se intimó legalmente al gobierno para que "cumpla con la obligación" de abonar el Sueldo Anual Complementario en tiempo y forma.

La coincidencia entre los gremios supera las diferencias, en el nuevo escenario planteado en la provincia. En ATE y ATEN, la buena relación política que se alimenta desde el sector del gabinete encabezado por Jorge Tobares, no logra atenuar el impacto que implica la imagen de un gobierno que ya comienza a dar señales concretas de incumplimiento en el pago de salarios. Y en UPCN, se ratifica que aunque con diferencias metodológicas, el mal paso que se dio con el convenio colectivo no homologado fue suficiente para sentar un precedente muy malo en la relación política con el oficialismo.

En realidad, la intepretación sindical frente a la modalidad anunciada es también virtualmente unánime: se la interpreta como una dramatización enfática del escenario económico, para resaltar la necesidad ante Nación de aumentar los precios del gas y del petróleo. "El pato de esta fiesta política no lo pueden pagar los trabajadores", se afirma en los ámbitos gremiales.

Comentá la nota