Unánime rechazo de mercantiles marplatenses a la rebaja de la cuota sindical

Con el voto afirmativo de 485 afiliados, entre activos y pasivos, la Asamblea Extraordinaria rechazó el pedido de rebaja de la cuota sindical al 1,5 % que era impulsada por integrantes de la Lista Blanca, cuyos integrantes optaron por no hacerse presente en el debate llevado a cabo en el Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata y Zona Atlántica.
A raíz de la masiva participación, se dio la particularidad que la primera de las Asambleas ( se llevaron a cabo tres en total) había finalizado y aún continuaban registrándose asociados con ganas de tomar parte, en las dos que todavía quedaban por hacerse. Cabe señalar que la misma fue auditada por dos funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación, llegados especialmente para este debate en función del enfrentamiento interno que existe entre los mercantiles.

Pedro Mezzapelle, que fue electo para presidir el ecuentro al presentar el tema que había sido motivo de la Extraordinaria (baja de la cuota sindical), hizo un raconto de lo realizado desde la época de Ramón Ismael, que hizo hincapié en la construcción de viviendas, resaltó que con “el 3% que se viene cobrando ,no solo nos ha permitido encarar infinidad de obras y servicio en beneficio de los afiliados todos, sino que también nos ha permitido no embanderarnos con ningún partido político, y solos estamos al servicio de los compañeros mercantiles”

Enumeró la Colonia de Vacaciones “en un predio con piletas de natación donde nuestros hijos y nietos tienen su lugar de esparcimiento”. También resaltó la tarea cultural y educativa que se lleva a cabo en la sede sindical, como la obra en construcción que significará “mejores servicios para todos”, y el servicio de Farmacia.

Al trasladar el uso de la palabra a los asistentes, Laura Pellegrino mocionó que no se rebajara la cuota, ya que era el sostén de las obras que se están haciendo.

Por su parte Juan Carlos Fernández, que se identificó como integrante de la Agrupación “Arturo Jauretche” propuso “el rechazo de plano al pedido de rebaja de la cuota” , y lo calificó de “demagógico, oportunista e irresponsable”, debiendo limitarse solamente a mocionar, ya que en su alocución pretendió referirse a integrantes de la oposición, hecho este que fue impedido por el propio Mezzapelle “ya que no es el espíritu de esta convocatoria”.

Tomás Martinez, un jubilado presente destacó su “respaldo a la gestión de Pedro (Mezzapelle)” y calificó de muy buena la atención que reciben tanto él “como muchos compañeros cada vez que tenemos que venir al sindicado”.

Stella Maris Orozco, fue otra de las afiliados que también expresó lo suyo. “ Acá hay dos opciones: optar por la mediocridad, quedarnos estancados y no participar de las grandes obras”, o la segunda “dar lugar al crecimiento, a la redistribución de la riqueza con nuestros jubilados en particular”, por lo que propuso la no rebaja de la cuota sindical.

Ramón Ismael, quien por 34 años dirigiera los destinos de Empleados de Comercio impulsó “rechazar la nota presentada para rebajar la cuota sindical” y dejarla “como está a la fecha”. No dejó pasar la oportunidad para afirmar que “esta rebaja me hizo pensar que se quiere destruir la obra que empezamos hace ya muchos años. De aquel entonces , con solo 6 empleados, pasamos a los 150 de hoy”, calificando al tema como “un problema político que pretende menos farmacias, menos servicios”, por lo que so opuso terminantemente.

Finalmente Carolina Pelatelli mocionó , además de rechazar el pedido de rebaja, “expresar nuestro repudio absoluto a quienes plantearon esta propuesta”, acotando que “ la democracia no se cacarea, sino se participa en las instituciones y se debate”, en alusión a la ausencia de quienes presentaron la nota, y consideraron que no debían participar de la Asamblea atento a que la impugnaron ante las autoridades de Trabajo.

Pasada a la votación, realizada a mano alzada, el rechazo fue unánime a la baja de la cuota sindical, a la vez que votaron afirmativamente al “repudio absoluto” contra quienes entendieron que achicar la misma era el camino apropiado.

Mientras esto sucedía en la sala colmada de mercantiles, en la vereda jóvenes integrantes de la Agrupación “Arturo Jauretche” al sonar de bombos y petardos, respaldaban el accionar de Pedro Mezzapelle, que sin duda ganó “el primer round” de una “pelea” que seguramente seguirá dando que hablar hasta que se elija , el año próximo, a las autoridades del Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata y Zona Atlántica

Comentá la nota