Uñac busca un triunfo rotundo y superar el paso en falso con Lavagna

Uñac busca un triunfo rotundo y superar el paso en falso con Lavagna

El gobernador se encamina a la reelección subido al tren de la fórmula Fernández-Fernández tras promover al economista y postularse para vice. El compromiso que le arrebató Gioja. 

A pocos días de haberse subido públicamente al tren nacional de la fórmula Alberto Fernández - Cristina Fernández de Kirchner tras algunos coqueteos con la avenida del medio, el gobernador sanjuanino, Sergio Uñac, buscará revalidar este domingo el cómodo triunfo que obtuvo en las elecciones primarias del 31 de marzo, cuando le sacó una diferencia de 23 puntos al candidato de Cambiemos, Marcelo Orrego.

Uñac llega a las elecciones de este domingo confiado en el resultado, luego del amplísimo triunfo que obtuvo en las PASO con el Frente Todos, una alianza electoral que incluye a unos 40 partidos políticos y agrupaciones que abarcan a todo el arco peronista, desde el kirchnerismo duro hasta el massismo, organizaciones sociales, Nuevo Encuentro, Kolina y hasta sectores del radicalismo disidente nucleados en el Movimiento Nacional Alfonsinista.

La conformación del Frente Todos quedó sellada a mediados de enero por un acuerdo que cerraron Uñac y su antecesor, José Luis Gioja, tras algunas tensiones entre ambos que llevaron al peronismo al borde de la ruptura.

En aquel entonces, Uñac coqueteaba con el peronismo no kirchnerista, que lo invitaba con insistencia a las reuniones de Alternativa Federal que habían comenzado a celebrarse en las casas de la provincia en Buenos Aires a partir de la foto fundacional de Miguel Ángel Pichetto, Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa Juan Schiaretti.

Uñac había sido uno de los grandes ausentes en el primer encuentro ampliado que mantuvieron los cuatro fundadores del espacio con gobernadores en la Casa de Entre Ríos, en noviembre de 2018. Los once dirigentes que se dieron cita esa tarde en la sede de la calle Suipacha contaban con que, tarde o temprano, el sanjuanino se sumaría al grupo. Pero, ocupado en evitar los problemas con Gioja en su distrito, Uñac declinó todas las invitaciones.

En pleno verano, Gioja lo presionó en San Juan para que, en el pacto de unidad que selló la conformación de las listas del Frente Todos, se incluyera una cláusula que indicaba que la alianza local se comprometía a trabajar “para la conformación de un gran acuerdo programático y electoral” que, liderado por el Partido Justicialista (PJ), reúna a todas los sectores del peronismo “sin exclusiones de ningún tipo”, en obvia alusión a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Un mes después, Uñac volvió a mirar con buenos ojos la avenida del medio. A fines de febrero, convirtió la Fiesta del Sol, que se celebra en su provincia, en una vidriera para la candidatura nacional de Roberto Lavagna, por entonces floreciente. Con el economista como invitado estrella, provocó el encuentro con representantes del kirchnerismo, como Agustín Rossi, y los gobernadores Miguel Lifschitz, Lucía Corpacci, Juan Manuel Urtubey Gerardo Zamora y los invitó a participar de una mesa de diálogo opositora.

El intento no prosperó. Tres meses después, la sociedad de Lavagna con Alternativa Federal volaba por los aires y una mayoría de gobernadores corría a aglutinarse detrás de la candidatura de Alberto Fernández tras la jugada de Cristina de nominarlo como candidato presidencial. Esta vez, Uñac fue para el mismo lado que sus pares y fue contundente en su apoyo a la fórmula de los Fernández.  

A pocos días de las elecciones en su provincia, el gobernador destacó en público “la actitud de grandeza de la ex presidenta de decir 'me pongo atrás de Alberto Fernández o de otro compañero' deponiendo su interés personal respecto de una construcción global” y remarcó que “todos” trabajan “en la construcción nacional y un proyecto que incluya a todos los argentinos y la ex presidenta ha dado muestras de ello".

Coment� la nota