Umbert dejó Tránsito y Alegre lo reemplazó

Umbert dejó Tránsito y Alegre lo reemplazó
En medio de una polémica por supuestas coimas y negociados con los registros de conducir, el hasta la semana pasada titular de Tránsito, dejó su rol de funcionario.

Finalmente la novela que enfrentó al director de tránsito Daniel Umbert y al Subsecretario de Gobierno Mario Payes, terminó ayer cuando el intendente, Carlos Vignolo, aceptó la renuncia del ahora ex funcionario y en su lugar puso en funciones a Osvaldo Alegre, hombre vinculado al radicalismo.

Umbert se fue en medio de una fuerte polémica donde se habrían realizado denuncias de coimas en los controles que la dirección de Tránsito llevaba adelante en Capital, sobre todo cuando se realizaban los test de alcoholemia.

Esto fue advertido por el subsecretario de Gobierno, Mario Payes, quien comenzó a investigar lo que ocurría y se encontró con varias denuncias y testimonios que acreditaron lo que más tarde se expresó en los medios. Por el momento se instruyó un sumario contra Umbert y se siguen recolectando testimonios de las personas afectadas por el accionar del ex director de Transito. Todas las pruebas que se recaben serán presentadas ante la asesoría legal de la Municipalidad para presentarlas a la fiscalía para que se investigue y se le inicien las acciones correspondientes al ex funcionario.

Según fuentes que siguieron el proceso de investigación de cerca, Umbert habría contado con dos supuestos secuaces con los que habría instalado una especie de negocio clandestino, en el cual no sólo se habrían cobrado coimas en los operativos, sino que también se habrían vendido registros de conducir sin realizar los trámites correspondientes. Uno de los secuaces, supuestamente, se desempeñaba como uno de los choferes de Umbert. En tanto el otro tenía un vínculo de amistad y el mismo se desempeñaría en la Prefectura. Ninguno de estos dos personajes oscuros que pertenecerían al entorno de Umbert, era personal de la Municipalidad pero, sin embargo, sí eran habitué de los controles que realizaba tránsito municipal, según el testimonio de los propios inspectores.

Todo esto devino en el pedido de la renuncia del director, el cual más allá de las denuncias, había expresado a la prensa que se trataba de un problema que tenía una raíz de corte netamente político, excusa que no le sirvió de asidero para mantenerse en su lugar.

Por ello, desde ayer al mediodía, la Dirección de Tránsito municipal tiene un nuevo conductor, Osvaldo Alegre, un veterano empleado municipal que ahora llevará las riendas de esa dependencia.

"Tiene muchos años de experiencia y estaba trabajando en el área de Obras y Servicios Públicos, posee conocimientos en cuestiones viales", explicó ayer el secretario de Gobierno comunal, Lucio Cornejo.

Alegre es un hombre cercano a la estructura del intendente. De esta manera el radicalismo recupera una dependencia que había relegado al Justicialista cuando reemplazaron a Angel Dos Santos.

Comentá la nota