Son los últimos pasajeros.

Son los últimos pasajeros.
RACING: Vizcarra y Castromán completarían hoy el plantel del Chocho Llop. Sólo restan detalles para cerrar con los dos.
Sólo faltan detalles". La frase, mil veces escuchada en el mundo del fútbol, sirve casi siempre como anuncio de un final feliz. Y es justamente lo que dijeron ayer todas las partes involucradas en cerrar los últimos dos refuerzos de Racing: José Vizcarra y Lucas Castromán. Claro que también funciona como cobertura ante una eventual falla en esos detalles. Entonces, ¿ya pueden ser incluidos como parte del plantel del Chocho Llop? La intención en Racing es ésa, retirarse de una vez del mercado de pases con ellos como los elegidos. Y el plan original de los dirigentes era abrochar a los futbolistas ayer, para no tener que pasar todo el papelerío hasta el viernes, ya que hoy la AFA no abrirá sus puertas debido al feriado de UTEDyC. No pudieron cumplir este deseo, aunque es muy probable que hoy queden finalmente acordadas las dos incorporaciones. De esta manera, sólo restará asentar la operación en la calle Viamonte. Otro detalle, por supuesto.

¿Por qué Vizcarra? En la lista que Llop les pasó a los directivos, en el rubro delanteros figuraban en lo más alto dos nombres: Joaquín Larrivey y Rubén Ramírez. Vizcarra venía en un segundo escalón, pero eso no quita que también tenga la aprobación del técnico. Ramírez quedó fuera de la conversación en el mismo momento en el que Colón puso su cotización: tres millones de dólares por el 80% del pase. Pero lo del Bati Larrivey sobrevivió gracias a la intervención de la dupla empresaria Pires-Hidalgo. Al menos hasta ayer, cuando el Cagliari se arrepintió de venderlo y propuso un préstamo. La demora fue clave para alejar al ex Huracán de Avellaneda. Rosario, por el contrario, siempre estuvo cerca. Y la Comisión Directiva prefirió ir a lo seguro. Además, la contratación de Vizcarra les permite seguir la línea que habían iniciado con Nicolás Vigneri, a quien le compraron el 50% del pase en 750.000 dólares. El objetivo es tratar de prescindir de los refuerzos fugaces, que con suerte llegan por una temporada. Así, también adquirirán la mitad del pase de Vizcarra en 900.000 dólares.

En el caso de Castromán no había quedado un plan B firme. A Llop le interesa mucho contar con los servicios del ex Boca y se lo imagina jugando como volante por derecha. Lucas cumple con un requisito fundamental para el técnico: puede moverse en más de un puesto (es atacante). La mayoría de los últimos refuerzos fueron de estas características: Peppino (defensor y volante central), Lucero (volante izquierdo y central), González (volante derecho o punta) y Falcón (volante derecho o central). Y a Castromán también lo seduce llegar a Racing, tanto que aceptó bajar las pretensiones económicas. Esta operación será a préstamo por un año y sin opción, con un derecho de vidriera para el club. Y los detalles se limpiarían hoy, cuando el representante del jugador, Juan Cruz Oller (llegó a la madrugada desde Grecia), hable con los dirigentes.

Comentá la nota