Por el último refugio K

Por: Walter Curia

Paredes recién pintadas, apenas un escritorio y unos pocos cuadros. Uno es una rareza: el pueblo Felipe Solá, en el sur de la Provincia, que acaba de cumplir su centenario. Otro es una foto trucada: Perón estrecha a Felipe en un abrazo sin tiempo ni lugar. La oficina del diputado y ex gobernador bonaerense desmiente su prudencia. Es el local de un candidato listo para la pelea electoral. ¿Contaba Solá con la jugada de Reutemann cuando montó su oficina?

El Gobierno celebró el lanzamiento del santafesino como un freno a las aspiraciones de Felipe Solá de encarnar el poskirchnerismo. Se lo haya propuesto o no, Reutemann funciona virtualmente como aliado de Kirchner en un proyecto de mediano plazo. Solá acusó el golpe y salió a hacer su juego. En esta entrevista con Clarín se ofrece como factor de unidad del peronismo antikirchnerista en la Provincia, pero reclama la representación exclusiva de ese espacio, sin disputas. La tarea es vasta: enfrentar a Kirchner en su último refugio, el conurbano bonaerense.

Comentá la nota