Lo último que se pierde es la esperanza

El santafesino Agustín Rossi confió ayer que tiene expectativas "en encontrar un alto nivel de consenso" para conseguir el respaldo parlamentario al Fondo del Bicentenario. El titular de la bancada kirchnerista en la Cámara baja confirmó que después del 1 de marzo, fecha en la que comienzan las sesiones ordinarias, el oficialismo espera conseguir el acompañamiento de los dos cuerpos del Congreso. Ayer este diario consignó que para lograr ese objetivo el gobierno nacional intentará seducir a los gobernadores con la promesa de redistribuir el equivalente a esa cifra, de 6.500 millones de dólares.
Dos gobernadores que reportan a La Rosada y un importante funcionario del área de Economía confiaron a este diario que el Gobierno intentaría correr en ayuda de las provincias que tienen sus cuentas en rojo. Algo que incluye a la mayoría de las 24 provincias argentinas. Rossi aseguró que espera que, cuando el debate llegue al recinto, los diputados y senadores lo enfrenten con "racionalidad política". Algo que el kirchnerismo suele conseguir cuando distribuye en las administraciones provinciales parte de los muchos recursos que hoy se concentran en la Nación.

Los dos gobernadores K que hablaron con Crítica de la Argentina coincidieron en decir que "el Gobierno aprovechará el mes de febrero para pulir su propuesta y, a su vez, para ir convenciendo a gobernadores y legisladores". La movida también podría ayudarlo para sumar la voluntad de algunos de los senadores que a fines de febrero participarán de la sesión preparatoria en la que se eligen autoridades y se conforman las comisiones del cuerpo.

Comentá la nota