El último paso antes de proclamar la lista.

El trámite que cumplieron 695 congresales duró 25 minutos y dejó el camino despejado para que se anuncie la lista que encabezarán Kirchner y Scioli y que deberá presentarse el 9 de mayo. Piden reducir los sufragantes por mesa de votación para "aventar sospechas".
Fueron sólo veinticinco minutos, ¡pero qué veinticinco minutos! En un trámite expeditivo y condicionado por el adelantamiento de las elecciones al 28 de junio, una decisión que obligó a suspender las internas, el PJ bonaerense realizó un congreso partidario en el que autorizó a la conducción a llevar a cabo alianzas electorales con otras fuerzas políticas. Esa fue la única decisión que votaron los 695 congresales del PJ que asistieron al centro deportivo municipal de Tres de Febrero, en la localidad de Caseros. Fue una concurrencia importante. El número orilló el 76 por ciento de los congresales –el total es 917– que forman parte del máximo órgano del justicialismo provincial y que habían sido electos en las internas del 30 de noviembre. El dato político fue elocuente. La autorización para armar frentes electorales era el último trámite legal que debía cumplir el PJ antes de proclamar la lista que encabezarán Kirchner-Scioli. El trámite se cumplió con mucha participación de intendentes, dirigentes sindicales y legisladores provinciales. Ahora sólo falta esperar al jueves 14 de mayo, cuando Kirchner y Scioli hagan su primer acto como candidatos del FpV-PJ en el Teatro Argentino de La Plata. A esta altura, una cábala.

El encuentro tuvo como anfitrión al intendente de Tres de Febrero, el ex metalúrgico Hugo Curto. Las sesiones fueron abiertas por el diputado José María Díaz Bancalari, quien ayer cumplió con su rol de presidente del congreso. Lo secundaron el titular de la Cámara de Diputados bonaerense, Horacio González, y el vicepresidente de ese cuerpo, Julián Domínguez. Las deliberaciones comenzaron al mediodía, en apenas 25 minutos se despachó el tema central de la convocatoria: la autorización a las autoridades partidarias –léase el vicegobernador Alberto Balestrini, titular del PJ bonaerense– a realizar alianzas electorales con otras fuerzas políticas. "Es un anhelo personal que Néstor Kirchner y Daniel Scioli encabecen la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires", declaró Balestrini cuando la única moción ya había sido votada. Cuando terminó la sesión, se sucedieron varias declaraciones a favor de la participación de Kirchner y Scioli en la lista del oficialismo.

En el congreso estuvieron todos los intendentes del conurbano, entre ellos varios que ya adelantaron su disposición a competir en las urnas como primer candidato a concejal. La lista de candidatos "testimoniales" incluye a Baldomero "Cacho" Alvarez (Avellaneda), Julio Pereyra (Florencio Varela), Mario Ishii (José C. Paz), entre otros. Los tres estuvieron en Caseros junto al resto de la plana mayor de los intendentes del conurbano. Otro de los asistentes fue Fernando Espinoza (La Matanza), quien ayer solicitó a la Justicia electoral que modifique los padrones con respecto a la elección de 2007. Su intención es reducir el número de 390 a 290 sufragantes por mesa de votación. "Queremos aventar sospechas", fue el argumento de Espinoza.

En las instalaciones del polideportivo también se pudo ver al secretario general de la CGT, Hugo Moyano; a varios funcionarios de la administración de la gobernación, como el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, y los ministros Cristina Alvarez Rodríguez (Infraestructura) y Eduardo Camaño (Gobierno); otra presencia comentada fue la del interventor del Comfer, Gabriel Mariotto, impulsor en el peronismo bonaerense del debate por la nueva ley de radiodifusión.

Como en los actos con tanta concurrencia, los comentarios más interesantes se escucharon en la previa, en la recepción VIP que organizó Curto en su despacho de la intendencia municipal. Quienes allí estuvieron fueron, a su manera, privilegiados: pudieron charlar sobre la campaña e intercambiar impresiones a sus anchas. Recibidos por Curto, a la reunión se fueron sumando por tandas Moyano, Balestrini, el diputado Carlos Kunkel, los intendentes Pereyra, Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Jorge Rossi (Lomas de Zamora); y el recientemente electo vicepresidente 1º de la Cámara de Diputados bonaerense, Fernando "Chino" Navarro. También estuvo el funcionario Carlos Castagneto, del Ministerio de Desarrollo Social. Uno de los más consultados fue Moyano. Varios le preguntaron por el acto que la CGT está convocando para el 30 de abril.

Uno de los objetivos de la CGT es demostrar en la calle que el movimiento obrero se ha convertido en uno de los principales apoyos del oficialismo. Moyano pretende hacer valer ese peso obteniendo una buena porción de candidaturas para el sector sindical. "Ojalá podamos llegar al 33 por ciento", declaró el secretario general de la CGT. Otro de los comentarios de la charla fue la posible candidatura de la actriz y cantante Nacha Guevara, quien tiene en cartel un musical sobre Evita con textos del fallecido escritor Pedro Orgambide. Guevara estaría siendo promocionada para ocupar el tercer lugar de la lista. "A mí me hubiera gustado más Esther Goris", bromeó uno de los asistentes en diálogo con Página/12.

Comentá la nota