El último pasajero

Nalbandian perdió en octavos frente a Davydenko por 6-4, 5-7 y 6-3, y ya no quedan argentinos.
No fue un Masters 1000 de Montecarlo satisfactorio para los argentinos. Como la primera gran cita sobre polvo de ladrillo de la temporada, sólo hubo dos argentinos en octavos de final estableciendo la mejor actuación de esta edición. La inesperada caída de Del Potro en primera rueda ante el croata Ljubicic, la derrota de Mónaco frente a Beck, alemán y 89° del mundo, a quien tuvo 4-1 en el tercer set, la de Vassallo sacando 6-2, 5-3 y 30-15 contra Wawrinka, hoy semifinalista del torneo... La nómina la completó el segundo mejor argentino del ranking.

David Nalbandian fue el último en caer, ayer por la mañana, ante Nikolay Davydenko por 6-4, 5-7 y 6-3. El ruso, que no jugaba desde principios de febrero en Rotterdam, se mostró afilado y en ritmo para quedarse con un partido muy irregular.

En el primer set Nalbandian quebró dos veces el saque del número nueve del mundo, pero su rival hizo lo propio en tres oportunidades. En el segundo continuaron las intermitencias, aunque David logró igualar las acciones. En el tercer parcial, el unquillense estuvo break arriba, sin embargo no pudo mantenerlo: el ruso quebró dos veces y se llevó el match en dos horas y media.

De este modo, Nalbandian no podrá defender los cuartos que consiguió el año pasado, cuando cayó en esa instancia con Roger Federer. Además, Davydenko venció por quinta vez al argentino, en un historial que domina el cordobés con seis triunfos. La última victoria había sido de David en París 2008.

La próxima parada de Nalbandian será la semana que viene en Barcelona, donde estará Rafa Nadal como máximo favorito, en busca de su quinto título consecutivo.

Comentá la nota