En su último día en EEUU, Netanyahu obtuvo apoyo de congresistas para frenar planes nucleares de Irán

Altos líderes del Congreso norteamericano ofrecieron su apoyo al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en su enfrentamiento con Irán a causa de los planes nucleares del país persa, en el segundo día de encuentros oficiales del jefe de gobierno hebreo en

Washington.

La presidenta del Congreso, la demócrata Nancy Pelosi, y el líder de la minoría republicana, John Boehner, dijeron a periodistas tras la reunión que están comprometidos a garantizar que Irán no podrá desarrollar un arma nuclear.

"Es importante que todos trabajemos juntos para asegurarnos de que Irán no desarrolla un arma de destrucción masiva", dijo Pelosi tras el encuentro con Netanyahu.

El premier israelí había advertido a los congresistas de las "consecuencias inimaginables" que tendría un Irán con un arma nuclear que, agregó, podría poner en manos de terroristas.

El encuentro con los congresistas norteamericanos, además del agendado con el secretario de Defensa, Robert Gates, se produce después de la primera reunión oficial de Netanyahu con el presidente estadounidense, Barack Obama, el lunes.

Tras su entrevista en la Casa Blanca, quedaron claras las divergentes prioridades políticas de ambos.

Mientras que Obama llamó directamente a Israel a respetar la solución de dos Estados prevista en la "hoja de ruta" para resolver el conflicto con los palestinos, así como a detener la construcción de asentamientos judíos, el premier israelí evitó en todo momento un compromiso firme en esta materia que para Washington resulta prioritaria para lograr apoyos frente a Teherán.

De otro lado, Netanyahu no logró imponer la "urgencia" que para su gobierno supone la resolución del conflicto nuclear con Irán y apenas consiguió el compromiso del mandatario norteamericano de que sus intentos de dialogar con Teherán no se prolongarán más allá de finales de año.

Israel, al igual que otros países de la comunidad internacional, acusan al gobierno de Mahmud Ahmadineyad de tratar de conseguir una bomba atómica, extremo que Teherán niega vehementemente, afirmando que sus planes nucleares persiguen fines civiles.

Comentá la nota