Último auxilio para evitar la bancarrota

La empresa recibió otros u$s4 mil millones. En Wall Street sus acciones cayeron 25% el viernes. La fecha límite para presentar su reestructuración es el 1º de junio.
El rescate de la automotriz estadounidense General Motors (GM) por parte de la administración de Barack Obama tuvo un nuevo capítulo. La compañía recibió ayer u$s 4 mil millones por parte del Tesoro de los Estados Unidos, y desde diciembre ya se contabilizan más de 19 mil millones de dólares del Estado. El gobierno norteamericano fijó el 1 de junio como fecha límite para que la empresa reestructure su deuda; caso contrario General Motors entrará en convocatoria de acreedores. Wall Street es pesimista: la acción cayó 25 por ciento.

El gobierno de Obama hace todo lo posible para que el ícono de la industria automotriz de los Estados Unidos no entre en bancarrota. Desde que estalló la crisis internacional, GM recibió préstamos por parte del gobierno para lograr que no vaya a la quiebra y que la compañía sea viable nuevamente.

El crédito que el Tesoro autorizó ayer forma parte de los "últimos" 14 mil millones de dólares que recibirá la compañía.

Comentá la nota