Ultimátum a los partidos para que rindan los gastos de campaña

La Junta Electoral les advirtió al PJ y la UCR que no dará más plazo. Habían enumerado gastos pero faltaban comprobantes.
No habrá más prórrogas para los dos partidos grandes que participaron en la elección municipal del año pasado. Siete meses después, aún no presentaron detalladamente cuáles fueron sus gastos de campaña, dónde gastaron los fondos y quiénes fueron los aportantes. Por eso, la Junta Electoral les informó que el 20 de febrero es la fecha tope para que cumplan con la reforma política.

El año pasado, los frentes Unión por Córdoba -el justicialismo y sus aliados- y Río Cuarto para Todos - la UCR, el Frente Nuevo y el socialismo- detallaron ante la Junta Electoral sus gastos de campaña. Pero lo hicieron con tantas imprecisiones e informalidades que los jueces electorales los intimaron para que justificaran sus gastos y para que siguieran todos el mismo método de presentación.

“La Junta les pidió a los partidos y frentes que entregaran un respaldo documental que demostrara cómo se hicieron las gastos de campaña y de dónde habían salido los aportes que estaban en las cuentas bancarias”, dijo Jorge Salguero, vocero de la Junta.

Los cuatro partidos que participaron en la elección presentaron la documentación en tiempo y forma. Sólo los dos grandes frentes electorales no llegaron y pidieron una prórroga. La Junta aprobó el pedido y les dio hasta el 20 de febrero. Como la fecha se acerca y ninguna de las dos alianzas ha rendido sus gastos, los jueces les advirtieron que no habrá más plazos.

En comunicaciones informales, los apoderados de las dos fuerzas aseguraron que cumplirán con lo que reclamó la Junta.

La obligación de detallar los recursos que se usan durante las campañas electorales empezó a regir el año pasado, después de que el Concejo Deliberante aprobara la reforma política impulsada por el ahora intendente Juan Jure cuando presidía el Legislativo.

Los que más se resistieron a cumplir con la ordenanza fueron, precisamente, los partidos grandes, que durante tres años elaboraron la letra de la reforma.

El año pasado, cuando hicieron la presentación que finalmente fue rechazada por la Junta, Río Cuarto para todos declaró egresos por 307.900 pesos y Unión por Córdoba 280 mil.

En la rendición original se detectaron anomalías e inconsistencias, faltaban comprobantes y había lagunas contables. Se comprobó que era insuficiente el detalle de los ingresos y egresos, que faltaban datos significativos sobre transacciones financieras y no se individualizaban ingresos. Según la reforma política, en Río Cuarto ya no están permitidos los aportes anónimos de personas o empresas; si hay donaciones privadas, deben estar registrados los nombres de los aportantes.

Desde el inicio, los partidos grandes se resistieron a seguir la letra de la reforma. El PJ, por ejemplo, negó durante meses que fuera obligatorio convocar a internas para elegir al candidato.

Comentá la nota