Últimas pulseadas del año: el presupuesto y la elección de un juez

Esta semana, el oficialismo y la oposición continuarán los pasos, hacia uno y otro lado, para seguir pulseando-el jueves en Diputados- por la Ley de Presupuesto 2009, y para discutir -el viernes en Asamblea Legislativa- el pliego propuesto por el gobernador de un candidato a camarista en lo Civil, Comercial y Laboral de Venado Tuerto.
El oficialismo y la oposición bailan un vals en la Legislatura provincial cada uno a su ritmo, con pasos hacia uno y otro lado, se mueven mucho pero quedan en el mismo lugar. Binner volvió a enviar el pliego de un candidato a camarista.

Como en la danza vienesa, el compás se repite: el gobernador envía el pliego del candidato a juez de Cámara; el peronismo, con mayoría en Senadores (y un voto más en la Asamblea Legislativa) adelanta que lo rechazará; entonces el oficialismo deja la sesión sin quórum y todo marcha a la aprobación ficta (de hecho, sin debate); pero nuevamente el gobernador llama a tratar el pliego (ahora en extraordinarias) y -una vez más- se reiniciaría el ritmo vienés de tres cuartos.

Ante el previsible rechazo del peronismo, el oficialismo eligió la semana pasada la estrategia de hacer fracasar la Asamblea Legislativa dejando las bancas vacías. Lo hizo apelando a uno de los mecanismos que más ha cuestionado de la Constitución santafesina: el de la aprobación "de hecho" o ficta, que tiene lugar al cabo de 30 días de enviados al Legislativo los pliegos con los nombres de los candidatos a jueces.

El nombre en danza es el del juez venadense Héctor López, que ha sido seleccionado por el Consejo de la Magistratura tras una inédita audiencia pública de candidatos que ha sido mucho más que una formalidad: allí uno de los ternados -el magistrado Marcelo Bergia- quedó afuera por entender que los delitos de lesa humanidad deberían prescribir y que los juicios sobre la represión ilegal son "cosa juzgada" y una "ideologización oportunista".

El del juez López es el primer pliego que envía Binner a los legisladores -luego de haber autolimitado su poder en estos menesteres- para "procurar renovar un Poder Judicial que tuvo a un presidente de la Corte que cantaba la marchita", según dijo el jueves en alusión a Casiano Iribarren, que así lo hizo en un acto del PJ en 1991. Esta semana, la cuestión judicial estuvo en el centro de la pirotecnia verbal que intercambiaron el gobernador en funciones y su antecesor, el senador Carlos Reutemann.

La Ley de Presupuesto sería aprobada el viernes por Diputados, donde el oficialismo tiene la mayoría. Luego pasará al Senado, donde el que manda es el PJ. Y entonces, si durante la semana no hay fumata blanca, el vals seguirá sonando.

Comentá la nota